Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

El acoso escolar, bajo la lupa

MAZATLÁN

El acoso escolar o "bullying" ha estado en los últimos dos o tres años muy presente en la agenda nacional. Los gobiernos de los distintos niveles han estado alertando mucho a los padres sobre este tipo de violencia. Esa discusión ha estado también muy presente en los medios de comunicación, para que los padres tomen conciencia de un fenómeno que no es nuevo. Tal vez lo único nuevo o de moda es la palabra misma de "bullying" para referirse a un problema tan añejo como la violencia escolar.

Lo preocupante es que a pesar de que el problema es tan añejo, sea muy poco o casi nada lo que se haya avanzado para reducirlo. Muchos padres e incluso algunos expertos señalan que estos casos han detonado debido a las nuevas tecnologías. Habrá que preguntarse si tiene más que ver con la disposición de celulares que antes no había y que ahora no hay un solo salón donde al menos no haya un niño que tenga uno de estos aparatos.

Actualmente la Secretaría de Educación Pública está en procesos de realizar una encuesta casa por casa a nivel nacional. Lo está haciendo a través de sus órganos en los diferentes estados. El propósito es visitar más de 82 mil viviendas en 47 ciudades, donde personal del Instituto Nacional de Estadística y Geografía aportará su conocimiento en el procesamiento de datos masivos.

Cifras de la Comisión Nacional de Derechos Humanos indican que los casos de "bullying" aumentaron en 10 por ciento de 2011 a 2013. Es difícil determinar que tan cierta es esta cifra. Habrá que esperar a que la encuesta del INEGI y la SEP arroje más luz a un tema que por el momento tienen muchos hoyos negros.

Es positivo que por fin el gobierno haya tomado "al toro" por los cuernos. Que se vea una voluntad seria por atacar el problema y que una vez que se tengan más datos se generen políticas públicas para prevenir más casos, ayudar a las víctimas y sobre todo, atender a los agresores para que frenen un circulo de violencia que por desgracia, los niños al crecer lo llevan más allá de las escuelas.