Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Opinión

El alcalde ahora va contra inmobiliario que tiene demandado a David Álvarez

“’El Químico’ acepta que nuevo gerente de Jumapam es su compadre, pero intentó aclarar que él no lo nombró, que fue el Consejo.”

Por: Fernando Zepeda

Que le ponga nombre. Ahora va contra los inmobiliarios. El alcalde Luis Guillermo Benítez abrió fuego contra el inmobiliario Carlos Rivera. Y es que el empresario se quejó de que el Gobierno Municipal se niega a expedir el permiso de construcción de un proyecto que tiene en Olas Altas. Benítez anunció en su encuentro de los miércoles con los medios de comunicación que la empresa Rivega no cuenta con el permiso correspondiente. Todo bien si no es que el empresario es uno de los tres inmobiliarios que tienen demandado por extorsión a David Álvarez, cabeza del Despacho Álvarez y Asociados. El demandado es amigo cercano al “Químico”. Y precisamente el martes pasado se realizó la primera audiencia del caso. A discusión también estaba que un supuesto “enviado” del alcalde buscó al empresario para proponerle que a cambio de retirar la denuncia contra Álvarez y Asociados, se le entregaría el permiso de construcción. El empresario se negó. El permiso no salió. El alcalde negó que utilice esos medios. Lo que le hizo falta al empresario es ponerle nombre y apellido al supuesto enviado de “El Químico”. Todavía lo puede hacer.
Nombres...nombres, señor alcalde. Por cierto, el alcalde Luis Guillermo Benítez mencionó ayer ante los medios que no cederá “a presiones y chantajes de empresarios, políticos y medios de comunicación... Para autorizar construcciones y violar la ley”. A ver, a ver, señor Luis Guillermo Benítez. Si en verdad ha recibido usted, o alguno de sus funcionarios, presiones o lo hayan querido chantajear, por qué no señala nombres de esos chantajistas y presionadores. Diga de quiénes se trata. Y como alcalde y respetuoso de la ley, presente la denuncia de esos hechos. Ayer anunció medidas contra los que se roban el agua y los calificó de “aguacoleros”. Pareciera más una amenaza que un hecho, porque tampoco proporciona nombres.
Sí es mi compadre. El nuevo gerente de la Jumapam, Ismael Tiznado, se sacó la lotería sin comprar cachito. Pasó de vender chorizo y chicharrones a gerente de la Jumapam. Y ayer, el alcalde Luis Guillermo Benítez se vio obligado a aceptar que, efectivamente, es su compadre. Ahhh, pero aclara que él no tuvo nada qué ver en su nombramiento. Fue el Consejo de la Jumapam quien lo nombró. ¿Le creen?...Yo no. Y de pasó le lanzó un golpe bajo al hoy exgerente de Jumapam, Quel Galván, cuando dijo que “teníamos un acuerdo él y yo de que hasta este miércoles haríamos oficial su renuncia. Pero él les mandó oficios de su renuncia a los consejeros...Yo no fallé”.
Piden cese de director de Bienestar Social. Colonos encabezados por Miguel Ángel Gutiérrez exigieron en los pasillos del palacio municipal el cese inmediato de Tonatiú Guerra, titular de Bienestar Social. Lo acusaron de no atender las demandas. De no recibir a los colonos. De estar lejos de las colonias, donde ni siquiera lo conocen. Es el primero en la lista. Habrá más.
Nuevo delegado de Migración. Finalmente, fue un experredista. Se trata de Ramón Lucas Lizárraga quien fue nombrado como nuevo delegado de Migración. Le fue mejor. Él estaba apuntado como secretario del Ayuntamiento de Culiacán pero se le cayó. Acá tendrá que lidiar con Migración convertida en bastión panista.