Opinión

El añejo deseo de fin de año en Sinaloa

Por: Opinión Estatal

Es un secreto a voces que la mayoría de los sinaloenses exige un estado más tranquilo como deseo de fin de año, pero la triste realidad es otra, ya que históricamente la entidad ha estado bajo ese estigma, y parece una lucha perdida el tratar de cambiar las cosas, porque hay factores que inciden para que el fenómeno se acentúe como lo es la impunidad, que trae aparejada la corrupción. Sin embargo, el sinaloense no se resigna a vivir bajo ese estigma y condiciones de miedo de ser el siguiente en las frías estadísticas que tiene colocada a la entidad como una de las de mayor inseguridad a nivel nacional. EL DEBATE realizó un sondeo a lo largo de la entidad para conocer cuáles son los deseos de los sinaloenses para el próximo año, y más que tener la posibilidad de adquirir un auto nuevo, un trabajo mejor remunerado o el poder comprar una casa, el principal anhelo es el de vivir con tranquilidad, con calles seguras, sabedores de que los suyos podrán salir a divertirse sin correr el riesgo de ser asaltados y, en el peor de los casos, asesinados. Y lo que los sinaloenses quieren, señores autoridades, se llama: Seguridad.