Opinión

El chico prometió pagar su comida al día siguiente, y así lo hizo

Por  Fernando Zepeda

Le pusieron un cuatro. La denuncia contra los exalcaldes Fernando Pucheta y Joel Bouciéguez lleva mensaje. En primer lugar, no fue presentada por la síndica procuradora, Elsa Bojórquez. Quien presentó la denuncia (y son ocho en total) es Observatorio Ciudadano. Y quién maneja ese organismo. Pues Cristóbal Álvarez, cabeza del grupo Alvarez Asociados. La síndica, como es sabido, está convertida en la gran “piedra” en el zapato del alcalde Luis Guillermo Benítez. Es quien ha expuesto los abusos, el nepotismo y bajo investigación el manejo de los dineros de “El Químico”, su pareja y algunos directores de áreas municipales. Desde hace varias semanas se conoció la versión de que intentaban ponerle un cuatro a la síndica. Y ese momento llegó. Las expresiones del alcalde para que también la síndica actuara en contra de los exalcaldes. Particularmente Pucheta y Bouciéguez, tuvo su efecto. Convencieron a la síndica, y Observatorio Ciudadano, que seguramente tenía ya elaborada la denuncia, la presentó ante el Órgano de Control Interno y la síndica la hizo suya. Uno de los que firman la denuncia es el abogado Gustavo Enrique Rojo, precisamente propuesto por la síndica para relevar a Rafael Padilla en la OCI. Y nos aseguran que Rojo labora para Álvarez. La jugada para quienes saben de esto está clara. La denuncia contra Pucheta y Bouciéguez se basa a una “falta de investigación de mercado que no estaba debidamente justificada”. Y se mencionan los gastos que originó el pabellón instalado en el Tianguis Turístico donde se acomodaron los representantes de todos los estados del país. La Auditoría Superior de Sinaloa (ASE) ya aprobó los estados de cuentas del 2017. Es decir, todos esos gastos. Quienes llevaron a la síndica a hacer suya esa denuncia, midieron perfectamente que habría una respuesta jurídica que podría concluir en un acto que expondría a Elsa Bojórquez. Y así parece que se encaminará. Y qué sucederá. Pues que el alcalde tendrá elementos para quitar a la síndica de su camino. A la síndica se le olvidó que antes de que arrancara la actual administración, propietarios de torres de condominios en construcción le pidieron al hoy alcalde que no incluyera en su gabinete a Cristóbal Álvarez, a quien acusaron de estarlos extorsionando. “El Químico” les respondió que Álvarez era su amigo. Pero no lo nombró en ningún cargo. La pelea también se centra por tener el Órgano de Control Interno.

Llegaron por el dinero. Los nuevos funcionarios de la actual administración llegaron por el dinero. Y podría aplicarse a varios municipios. Pero en este caso se refería el dirigente de Morena, José Borunda, al Ayuntamiento de Ahome. Desafortunadamente, de la percepción que se ha tenido, el ciudadano ha comenzado a comprobar que en Ahome y Mazatlán hay motivos para pensar de que están aprovechándose de los cargos y han caído en actos de corrupción. Flaco favor le hacen a Morena.

Falsa. Una lista de medios de comunicación y nombres de periodistas se hizo circular en diversos lugares de Mazatlán. Daba cuenta de los supuestos “convenios” entre el Gobierno Municipal y esos medios. Hasta donde sabemos, esa lista es falsa. Sí existió un documento parecido que salió del área de comunicación municipal al Departamento Jurídico. Y ahí quedó. Se dice que un exfuncionario la hizo circular.