Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

El enfado

Perfilando

¿Qué es el enfado? El enfado es un estado emocional que varía en intensidad, desde una irritación leve, hasta una furia e ira fuerte, intensa. El enfado a veces lo causan cosas externas, pero también lo que te pasa en tu interior. A veces nos enfadamos con alguien, a consecuencia de algo que te hizo, que no te causó gracia, o a veces porque estás preocupado, angustiado por problemas personales.

El enfado es también conocido como enojo, ira, furia, bronca y nos enfadamos cuando alguien nos hace algo que no nos gusta. También cuando nos mandan o nos exigen lo que no queremos hacer. Todo cuanto nos molesta, desagrada, nos aburre, nos causa enfado. A veces nos enfadan nuestros padres, los maestros, hasta los amigos, el tráfico, las colas en el súper, en una palabra todo nos enfada, más si no amanecimos de buen humor, entonces el enfado se hace más grande y difícil de lidiar. A veces nos enfadamos por nada. Es muy común que con el enfado uno diga y haga cosas de las que pronto nos arrepentiremos, así que a estar prevenidos.

Hay que evitar que el enfado nos domine. Ahora hasta los niños te dicen ¿Qué hago? Es que estoy enfadado. Y no entiendes, tienen miles de juegos, más ahora con el internet, los iphone, las tablets, porque ahora por supuesto saben más que muchos de nosotros, desde chiquitos ya son expertos, y aún así, dicen que están enfadados. A lo mejor les falta jugar a las escondidas, a la cuerda, al trompo, a las canicas a la rueda de San Miguel, al como lo viste, a las matatenas.

En este mundo de ahora, tan rápido, todo tan de prisa, nunca tenemos tiempo, y nos enfadamos, como que no checa, pero así es. Si tienes sentimientos de enfado, los puedes expresar de una forma sin herir a los demás, decir que es lo que te hace enfadar. Si te gana la rabia, el coraje, no digas lo primero que se te viene a la cabeza, porque nunca será algo bueno.

En nuestro día a día, siempre habrá cosas que nos enfaden, eso no lo podemos evitar, pero sí podemos cambiar en cómo eso nos afecta. Si nosotros asumimos la responsabilidad de sacarle algo bueno a enfadarnos con nosotros mismos, y sacarle algún provecho, y además hacemos algo para mejorar, pues ya estamos de gane.

Todos nos enfadamos, casi siempre cuando nos sentimos agredidos, y en lugar de ponerle remedio, le damos vuelo, nos llenamos de ansiedad, de enojo. Hay quienes creen que el enfado viene del miedo y de sentir alguna culpa, de tener temor a que nos hagan daño y a veces el tener que reconocer nuestros defectos, nos saca de quicio. A veces nos podemos preguntar; ¿Y cómo le hago para controlar el enfado? Muchas veces no encontramos la respuesta, porque seguro que te enfadas a veces. Todo el mundo lo hace. El enfado es una emoción normal, y no hay nada malo en el hecho de enfadarse. Lo importante es como controlas el enfado, y cómo te controlas a ti mismo cuando te enfadas.

Pero es triste vivir siempre enojado, malhumorado, enfadado. Eso no es vivir, y para eso no estamos aquí. Qué pérdida de tiempo. Aquí estamos para ser felices y hacer felices a los demás. A menudo no se podrá, pero la lucha la podemos hacer, por lo menos intentar. Hay tantas cosas agradables, y si además le ponemos buena cara, pues mejor. Piensa y haz algo que de verdad te guste; puede ser leer, ver un deporte, tu favorito, ir de pesca, o estar frente al mar, oír música, lo que sea, pero que te saque de la rutina.

Ya lo sabes, la gente no cambia de la noche a la mañana, no hay varita mágica, pero sí hay resultados, se requiere práctica y paciencia, de esa que mucho nos falta, y obtendrás nuevas respuestas. La vida no es larga, más bien corta, no dejemos pasar los días, teniendo la cara triste, de enfado, con humor negro, cambiémosla por una sonriente y feliz.

[email protected]