Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

El golpe de la sequía

MAZATLÁN

La sequía no es un fenómeno nuevo en la sierra de Sinaloa. Sin embargo, muchos de sus habitantes señalan que año con año es mucho más difícil de sobrellevar.

Cada vez sienten que llega con más fuerza. Para este año, el gobierno de Sinaloa a través de la Secretaría de Desarrollo Humano y Sustentable (Sedeshu) tiene detectadas al menos 450 comunidades serranas con fuertes problemas a causa del estiaje. Los municipios de Choix, El Fuerte, Sinaloa y San Ignacio son los que agrupan la mayor zona con problemas, pero esto se da en prácticamente todos los pueblos de los altos.

La sequía se traduce en un drama para las familias que allí viven, porque representa hambre y marginación. Lo lamentable es que año con año sabemos que va a venir la sequía, pero a lo largo de todas estas décadas no ha habido un gobierno que impulse políticas públicas para revertir o aminorar los efectos que causan el sufrimiento por la falta del vital líquido. Los bosques de la sierra de Sinaloa se siguen deforestando, ya sea por la explotación de la madera o incluso por actividades como la agricultura. Ya en su momento organismos como la Comisión Nacional Forestal (Conafor) han reconocido la imposibilidad de vigilar algunas zonas debido a la presencia de grupos armados.

Los programas que año con año se aplican son como "mejoralitos". Urgen estudios de la geología de la zona, de los ciclos de las sequías, de los mantos freáticos y estos tienen que llevarse a cabo por expertos. El tema de la sequía no puede ser un tema de estira y afloja de políticos para ver quien "aterriza más recursos" a la sierra.

Se tiene que ir más allá. Estudios técnicos para ver los efectos de la construcción de represas y otras modificaciones que han alterado la geografía de los altos. Y aunque atender la emergencia es algo que el gobierno debe hacer, la visión debe ser de más largo alcance y no solamente en Sinaloa, sino en todo el país.