publicidad
Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

El indie

SURREALISMO CRUDO

No existe. Lo inventaron para hacernos creer que en los últimos diez años hemos vivido tiempos más simples en los que sólo hace falta un puñado de buenas canciones y una cuenta en redes sociales para llegarle al gran público y alcanzar el éxito. Hablo de música otra vez. El indie tiene más que ver con un concepto de imagen y de sonido que con la verdadera independencia. Las bandas indie se ven como banditas y suenan como banditas, dan la impresión de caber en la sala de cualquier casa, y de pretender que su música sólo encaje dentro de lo que se considera bonito. Hace poco un amigo platicaba con los integrantes de un grupo indie que ya goza de cierto reconocimiento en "la escena". Este grupo colocó un adelanto de su nuevo video como uno de esos comerciales en Youtube por los que hay que esperar cinco segundos antes de pasar a la siguiente cosa. "¿Cómo habrá llegado ahí?", fue lo que dijo uno de los integrantes cuando este amigo le mencionó que había visto el video. En el indie hay quien sólo quiere tocar, y que su música le abra todas las puertas del mundo por sí sola. Músicos que no quieren saber lo que cuestan las cosas, y si lo saben, mejor hacen como que no. Las transacciones se realizan por debajo del agua, porque la realidad es que no hay independencia cuando se depende del dinero, como casi siempre en esta vida. El mantenerse al margen del llamado "mainstream" y de las disqueras multinacionales, únicamente significa que el dinero sale de otro lado, porque todavía hay que pagar publicidad, tiempo en radio, presencia en festivales importantes, equipo, etc. Tal vez el indie se murió hace como tres años, cuando salió el tal Gotye con el sencillo "Somebody that I used to know", una canción tan exitosa que no podía ocultar toda la inversión y el trabajo que llevaba detrás para pegar como pegó. El público puede pensar lo que quiera, pero yo en lo personal huyo de las bandas que a estas alturas siguen creyéndose y queriendo hacer creer que la leyenda es cierta. Prefiero los grupos que no disfrazan su hambre de conquistar el mundo, aunque la mayoría de las veces suenen terrible. Es la actitud lo que me llama la atención.

@eljavierangulo