Opinión

El informe de Rocha Moya pareció más un “destape” anticipado

Por  Fernando Zepeda

Destape anticipado. Por primera vez en la historia de Sinaloa se reunieron aquí alrededor de 40 legisladores. Senadores, diputados federales y locales. La nueva clase política que emerge luego de que el 1 de julio del 2018 borró prácticamente del mapa político-electoral a los partidos que mantenían su hegemonía tanto nacional como estatal. Fue el primer informe de los senadores morenistas Rubén Rocha Moya e Imelda Castro Castro, motivo por el cual vinieron a Sinaloa alrededor de 30 senadores encabezados por su líder, Ricardo Monreal. Podría decirse, con todo respeto, que los “senadores y diputados de Morena se fueron a la cargada”. Esa mera costumbre que patentizó por mucho tiempo el PRI. Los asistentes, sin demerito de la luchadora y reconocida mujer de izquierda Imelda Castro Castro, acudieron principalmente a rendirle apoyo a Rocha Moya, a quien ya consideran no solo el próximo candidato de Morena, sino el próximo gobernador. En el aplausómetro, solo la diputada federal Tatiana Clouthier, sentada entre los invitados, al ser presentada, arrancó el aplauso fuerte de los presentes. Nubes en el horizonte político de Rocha Moya y sus seguidores. Aunque Tatiana Clouthier se ve más cómoda operando en Nuevo León, lugar donde radica. Presente el gobernador Quirino Ordaz Coppel, que a sabiendas de un escenario poco favorable para él, acudió, y fue recibido con respeto. Tratado con respeto. Le fue bien. Quirino se reunió con los senadores que estuvieron en Culiacán. Aprovechó su visita para plantearles proyectos que requieren el apoyo del Gobierno Federal en beneficio del estado y de los sinaloenses. El propio Ricardo Monreal anunció el encuentro. Y las peticiones planteadas por Quirino. Y quienes conocen al gobernador, saben que para él no hay colores. No hay ninguna diferencia que impida convertirse en el principal promotor de los apoyos que requieren los sinaloenses. Y así fue.

Certidumbre educativa. Poco se ha comentado. Y muchos han soslayado la importancia que debe de dársele. Pero sencillamente es algo inédito que en Sinaloa se entregaran mil 029 constancias de nombramiento definitivo a maestros. Algo que por muchos años había demandado el gremio magisterial. Sin muchos aspavientos, el gobernador Quirino Ordaz Coppel giró instrucciones al secretario de Educación Pública en Sinaloa, Juan Alfonso Mejía, para darle forma dentro de lo que contempla la nueva reforma electoral, la certidumbre laboral anhelada por los maestros sinaloenses. Y así fue como se elaboró toda una estrategia que culminó con la entrega de mil 029 constancias. Pero eso no ha sido todo en el ámbito magisterial. “El Negro” Mejía ha logrado que en los últimos nueve meses la asignación de 2 mil 169 horas-semana-mes, y 769 plazas de jornadas completas. Además, 90 nombramientos de ATP y 580 rezonificaciones para maestros, que pasaron de zona 2 a 3 en el sur de Sinaloa. La instrucción del gobernador ha sido que no hay política educativa pertinente sin justicia laboral y administrativa oportuna. Por muchos años, el gremio magisterial de Sinaloa había esperado y luchado por alcanzar la justicia laboral. En Sinaloa, cuando en otros estados se mantienen las diferencias con la nueva reforma educativa, se avanza y mejora el ámbito laboral del maestro.