Opinión

El ingenio

Una vez más el alcalde Chapman salió a la Ciudad de México a realizar diligencias de interés para el municipio. Nadie se lo cree

Por  El Ingenio

Absurdo. Dicen que la decisión de suspenderle el apoyo económico a la Cruz Roja de Topolobampo es una de las más absurdas que ha tomado el alcalde de Ahome, Guillermo “Billy” Chapman. Y lo es porque lo hace por un resentimiento personal y político que afecta directamente a la ciudadanía. Chapman reveló que esa medida es porque el delegado estatal de la institución es Carlos Bloch, exdirector de Desarrollo Social, que, según él, está siendo investigado por actos de corrupción.

Eso es puro pretexto, ya que algunos de sus funcionarios estuvieron bajo investigación y no los separó del cargo. Incluso, él mismo está bajo investigación y no ha pedido licencia, por lo que su discurso de congruencia de que no le da el apoyo a Cruz Roja porque no está de acuerdo en la corrupción, se cae por su propio pie.

Hay evidencias de que Chapman crea casos de supuesta corrupción de la administración pasada sin sustento. Infla los señalamientos para crearse una ilusa imagen de honesto, lo que no le ha pegado. Sigue siendo de los peores alcaldes del país, según los resultados de empresas encuestadoras.

El mismo cuento. Una vez más el alcalde Chapman salió a la Ciudad de México con el mismo argumento de siempre: ir a realizar diligencias de interés para el municipio. Su cuento ya no convence a nadie porque los resultados de esos viajes son nulos, no arrojan ningún beneficio sustancioso para los ahomenses. Solo generan gastos.

De su salida del municipio le notificó a Cabildo, en donde los regidores exclamaron que “ya chole” con esos viajes porque ni a ellos les informa de los resultados de los mismos. Algunos ya hasta dicen que son idas para el esparcimiento. Y a como están las cosas no andan muy errados.

Le sacan la vuelta. De palabra dio una probada de que está en lo correcto, pero en los hechos el presidente de la Comisión de Gobernación del Cabildo, Vicente López Fuentes, está quedando a deber en el caso de la síndica de la Central, Irma Delgado, denunciada por el regidor pasista Fernando Arce por sus desfiguros en una sesión de Cabildo. La reunión de la comisión para analizar el caso fue cancelada de nueva cuenta. ¿Por qué será?

El encuentro. A muchos priistas sorprendió que el presidente del Partido Revolucionario Institucional en Sinaloa, Jesús Valdés, se reuniera con el líder de los electricistas Domingo “Mingo” Vázquez, aspirante a la alcaldía de Ahome. En el encuentro estuvo la presidenta del tricolor en este municipio, Dulce María Ruiz Castro, entre otros.

Unos alzaron las cejas porque consideran que los líderes priistas excluyen a los verdaderos liderazgos para abrirle las puertas a quienes coquetean con otros partidos; otros opinan que es para amarrarlo con el fin de que no se vaya para otro lado y unos más que es el inicio de una política de inclusión con todos los aspirantes y liderazgos para mantener la unidad. Sea la intención que sea, las cosas en el PRI están nomás que tientan.

La tumba. Ante el reclamo de los priistas fortenses de que ni dio la cara para nombrar a Marte Velázquez como presidente interino del PRI en El Fuerte, el líder estatal del tricolor, Jesús Valdés, estuvo ayer en la reunión del Consejo Político de ese municipio que resultó más de lo mismo. Ni con su presencia la alcaldesa Nubia Ramos y sus operadores la despistaron.

Sólo tres jefes de seccionales estaban en la sesión y la mayoría de los consejeros, más los que nombraron ahí como una ampliación, son gentes de Ramos. Por eso, el acuerdo de que los consejeros políticos elijan a los nuevos dirigentes del partido fue pura faramalla, una falsedad de inclusión, discurso que no le quedó a la alcaldesa. Si los consejeros son de ella pues la historia ya se sabe por adelantado quiénes van a quedar: los que ella diga. Dicen que la reunión fue la tumba del PRI fortense.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo