Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

El lenguaje

DESDE LA CONFRATERNIDAD

Todos, absolutamente todos lo humanos, estamos, de alguna manera, interesados en el lenguaje, curiosidad ya elevada a ciencia, estudiada por varios grandes pensadores como Noam Chomsky, nacido en Filadelfia, que se dice es el padre de la lingüística moderna, mismo que en la actualidad se ha dedicado al estudio de los problemas sociales de la humanidad. De esto se ha derivado lo que se llama la ciencia del lenguaje, que ha sido recinto de grandes y espectaculares avances sobre el tema, y que ha llevado a conocer, como derivación, los asuntos humanos y el concepto mismo de la humanidad. En pocas palabras se ha dicho mucho, ya que entender al humano es un tema bastante difícil, lo cual asombra por por lo difícil que es descifrar la gran incógnita que es entender a la humanidad. Cualquier persona, con una mínima educación, puede entender y hablar sobre el lenguaje, sobre el papel que desempeña entre los humanos y sobre todo, sabe que es la invención más importante que ha hecho el hombre. Ya que la creación de signos que representan sonido y a veces ruidos, no es poca cosa. Pero sobre todo es sumamente importante saber que hay una conexión indispensable entre el lenguaje y el cerebro, al grado que este binomio es incluyente en su esencia y que la separación de ambos conlleva a una gran incongruencia en la comunicación humana. Así mismo, cualquier persona con una mínima educación, sabe que los niños aprenden el lenguaje por imitación de los adultos que le rodean y por lo tanto es un aprendizaje que se logra por pieza especial y singular de la maquinaria biológica del cerebro. Con este sencillo ejemplo notamos que ambos se necesitan y que por eso se puede definir, al lenguaje, como una facultad psicológica y un sistema mental y modernamente, dicen los que saben, un módulo computacional. Y otros más osados dicen que el lenguaje es la obra maestra de la ingeniería de la naturaleza. ¡Bravo, me encanta la frase!. Chomsky precursor del estudio del lenguaje, conectó pues, el lenguaje con la mente y la forma en que íntimamente funcionas y se ayudan uno al otro. Nos explicó, en varios de sus estudios cómo funciona el lenguaje, como se aprende de niños, como cambia como lo elabora el cerebro, cómo evoluciona y como lo alimenta el sonido de los otros para alimenta a su vez al cerebro. Tema apasionante que ha tenido a Steven Pinker como seguidor en este tema, ya que, como se dijo, Chomsky lo abandonó y se dedicó a estudiar los problemas sociales del mundo. Sin saber, porque no lo manifestó, la razón del cambio, supongo que por la gravedad de los segundos asuntos. Así las cosas, Pinker editó a manera de continuación de las trabajos de su maestro un trabajo que tituló El instinto del lenguaje, cuyo objetivo es explicar, y sobre todo convencer al lector, de "cómo funciona el lenguaje que está tan apartado de nuestra conciencia como la lógica de la incubación de huevos lo está de la conciencia de la mosca". Luego alega que "nuestros pensamientos fluyen de nuestra poca con tal naturalidad que a veces nos hacen sonrojar, al burlas la censura de la mente". Profunda frase que de ser cierta provoca la capacidad de asombro. Cuando comprendemos oraciones, o sea, el torrente de palabras que hacen transparente lo que se dice, captamos el significado tan automáticamente que olvidamos que la película es en una lengua extranjera y está subtitulada. Y así, a medida que avanzamos de la mano de estos genios, entramos en ámbitos no conocidos. En este siglo ya se nos presentó al lenguaje como un "institnto", que hace que cambiemos, debido a la complejidad del tema, la concepción de nuestra lengua y la lengua de muchos seres humanos. Para muestra les pongo el concepto de la "gramática mental" es prácticamente toda oración que una persona profiere o entiende es una combinación inédita dee palabras que aparecen por primera vez en la historia del universo. Por consiguiente, una lengua no puede ser un repertorio de respuestas; el cerebro debe tener una receta o un programa que le permita construir un conjunto ilimitado de oraciones a partir de una lista finita de palabras. Por otro lado, dice Chomsky, que los niños desarrollan estas complejas gramáticas con gran rapidez y sin instrucción formal, hasta que son capaces de dar una interpretación consciente a frases con construcciones nuevas que jamásn han oído anteriormente… Debido al poco espacio, comento que es inmenso la falta de conocimiento que tenemos sobre nuestra humanidad, que tiene en este aspecto y en muchos más que necesitamos muchos Chomsky y Pinker más.

[email protected]