Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Opinión

El mando en el Poder Legislativo estatal: la figura más apta

Por: Luis Enrique Ramírez

Graciela Domínguez Nava. Foto Facebook Graciela Domínguez Nava

Graciela Domínguez Nava. Foto Facebook Graciela Domínguez Nava

Quienes no ven liderazgos sólidos en la mayoría morenista que llegará al Congreso del Estado el 1 de octubre, quizá no se hayan percatado de que, en el lugar número tres de la lista plurinominal del partido más poderoso del México actual, regresa a ocupar una curul la experredista Graciela Domínguez Nava.

En medio de tantos desconocidos, se impone la discreta presencia de la maestra Domínguez, quien sobresalió, como pocos diputados de izquierda lo han hecho en la historia política del estado, en la 59 Legislatura (2007-2010).

Vertical en su postura ideológica, extraordinaria en la tribuna y también a la hora de «arrastrar el lápiz» (antes fue asesora del grupo parlamentario del que llegaría a ser coordinadora), Graciela Domínguez emerge como la figura con mayor oficio legislativo entre los 27 diputados que llegarán bajo el manto de la coalición Juntos Haremos Historia (Morena-PT-PES).

¿Dónde estuvo esta mujer de izquierda de toda la vida durante los últimos ocho años? Una explicación: brillar en el hoy extinto PRD era pecado capital, y Graciela pagó ese precio. A cualquier personaje que demostrara valía, el eterno mando supremo del PRD estatal, Audómar Ahumada, lo condenaba al ostracismo político.

Igual que Imelda Castro, en su momento, se tuvo que refugiar por años en su natal Guasave tras presidir ese partido, o Rubén Rocha hubo de trabajar para gobiernos del PRI; igual que Feliciano Castro Meléndez y José Antonio Ríos Rojo se confinaron en el trabajo intelectual luego de destacar como presidente partidista y diputado, respectivamente, Domínguez Nava, lejos de ser premiada tras su sobresaliente desempeño legislativo, desapareció de la escena pública para irse a Escuinapa, su tierra, como subdirectora de la Universidad Tecnológica.

Hoy regresa con firmes posibilidades, dada su preparación, de encabezar la Junta de Coordinación Política, máximo órgano de gobierno del Congreso del Estado.

Es la más apta, pero puede hacerle competencia Marco César Almaral, quien no tiene experiencia legislativa en particular, pero sí política en general, y amplia: fue alcalde de Navolato por el PAN, luego simpatizó con el PRI y ahora llega al Congreso como diputado de Morena por el distrito 11. Ideología de izquierda no se la vemos por ningún lado, pero, en cambio, «tiene mucha mano izquierda», como suele decirse de quienes poseen habilidades innatas para la negociación.

LA ERA MORENA. Bien harían los morenistas en honrar la carrera parlamentaria y, de paso, entregar el mando a una mujer, en esta Legislatura en que la paridad de género quedaría en «empate técnico»: 19 mujeres y 21 hombres.

Los senadores electos Rubén Rocha e Imelda Castro saben de trabajo legislativo, ambos lo han desempeñado con éxito e, igualmente, guardan reconocimiento hacia Graciela; la conocen desde adolescente, cuando militaba en las filas juveniles del PRD. Desconocemos, empero, qué tanto pudieran influir los senadores, o si la decisión quedaría en manos del presidente estatal de Morena, Raúl Elenes; o bien, en un personaje que, se dice, es el más poderoso de ese partido en Sinaloa: el delegado nacional Ignacio Mier, hombre cercano a AMLO que alcanzó en esta elección una curul federal pluri.

Se sabrá más pronto que tarde, de seguirse el estilo del presidente electo Andrés Manuel López Obrador, quien, lejos del suspenso característico del PRI (cuyos gobernantes guardaban sus anuncios para el minuto final), ya dio a conocer la conformación de su gabinete.

Atrás quedaron los tiempos en que la mayor intriga radicaba en quién coordinaría la bancada del PRI, siempre el mismo en presidir la Jucopo. Hoy, queda adivinar cuál de los ocho diputados locales priistas encabezará la Mesa Directiva, y son tres los nombres que suenan: Gloria Himelda Félix, Sergio Jacobo y Ana Cecilia Moreno.

El mando del Poder Legislativo es ahora de Morena, y allí se centra el interés general. Seguiremos informando.

En esta nota:
  • Congreso del Estado