Opinión

El milenio se abrió a la Alternancia política: PAN

SOBRE EL CAMINO...

Por: Benjamín Bojórquez

El Partido Acción Nacional llegó a sus 75 años de vida política activa con el timbre de orgullo de haber conquistado la presidencia de la República por dos sexenios consecutivos y comienza sus festejos de aniversario, precisamente en vísperas de dos procesos electorales; la elección única para diputados federales y la madre de todas las batallas políticas de Sinaloa en las que se pondrá en juego 24 diputaciones locales, 18 presidencias municipales y la cereza del pastel que sería la gubernatura, competencia en la que obviamente tiene garantizada su participación más no los resultados favorables de los comicios.

Para el orgulloso panismo, haber ocupado la poderosa silla de Los Pinos, pero sobre todo haber derrotado a su ancestral adversario político representado en el PRI, fue quizá un gusto tan incontrolable emocionalmente que no les permitió vivir la realidad y el tamaño de su hazaña política y social, a grado tal que se perdieron en el laberinto de las rencillas personales en contra de los adversarios, e incluso en los pleitos internos que todavía les ha hecho más daño y los resultados de los últimos ensayos electorales son la respuesta.

Lo cierto es que fueron los impulsores de la democracia y la alternancia política que se cortó apenas hace dos años, derrota que ha incidido en censurables problemas internos entre la clase militante que se disputa, por encima del interés partidista, el control de los accesos al poder, cuando la esencia está en la unidad civilizada de quienes ocupan los espacios de liderazgo político, cosa que no ocurre, de ahí que sus expectativas electorales para las próximas elecciones del 2015 y 2016 no están muy claras y menos garantizado el triunfo.

Para el panismo sinaloense el reto político más grande y deseado ha sido desbancar al PRI de la gubernatura. En los dos sexenios de poder presidencial, a cuyo gabinete de primer nivel llegaron varios sinaloenses, se intentó hacer nueva historia política en Sinaloa, pero ese poder no les alcanzó para que la ciudadanía les diera el voto y el priismo siguió imperando en la tierra de los once ríos, obvio con la excepción del actual gobierno que ciertamente fue avalado por el PAN y una coalición partidaria, pero la gran verdad es que al poder llegó un priista.

A estas alturas del gobierno actual el panismo no ve las mismas condiciones de triunfalismo partidario como al principio de la administración que encabeza Mario López Valdez. De hecho los reclamos han sido la constante, pues aún cuando el gobernador les ha dado espacios en la estructura del gabinete, en lo político la clase dirigente del PAN no está conforme, de ahí que no se puede considerar que la oposición al PRI gobierna Sinaloa y menos ahora que se acercan los comicios con la inclusión previa de malovistas al Consejo Político Estatal del PRI.

GOTITAS DE AGUA. Nobleza obliga y ética profesional también: tenía razón el diputado federal Alfonso Inzunza Montoya, las embarcaciones pertenecientes a la Federación de Cooperativas Pesqueras del Centro de Sinaloa que dirige Armando Castro Real no tienen impreso ninguna leyenda del Senador Aarón Irízar, como dijimos erradamente, pues son las unidades de los socios y de las organizaciones las que portan a manera de promoción política el nombre del aspirante a la gubernatura. Para el caso es la misma diría Armando Castro, quien está en todo su derecho de apoyar al legislador…La senadora Diva Hadamira Gastélum Bajo, se ha ganado a pulso estar ubicada en una de las legisladoras más productivas del país. Es la número cuatro del Senado de la República y la número dos a nivel de grupo parlamentario. 30 iniciativas y 79 puntos de acuerdo respaldan su posicionamiento…Gloria Himelda Félix Niebla, asumió este fin de semana la dirigencia estatal del Movimiento Territorial del PRI en Sinaloa bajo un lleno a reventar del Auditorio Benito Juárez, lo que significó el aval del priismo sinaloense y su clase política, evento en el que se pronunciaron sendos discursos de Martha Sofía Tamayo, del alcalde de Culiacán Sergio Torres y de la propia Gloria Himelda.