Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Opinión

El niño

Por: Marco Antonio Berrelleza

José María Morelos, hombre al fin, tuvo en 1802 o 1803 un hijo con Brígida Almonte, en el pueblo de Paráncuaro. Ingresó a la carrera de las armas, con su padre, el noviembre de 1810, cuando apenas tenía 7 u 8 años de edad. Por todos lados acompañaba a Morelos, de quien no heredó su apellido por ser hijo natural. Fueron muchas las acciones en las que Nepomuceno participó contra los realistas. Una de ellas fue el sitio de Cuautla, en la que ya ostentaba el grado de brigadier. Por su corta edad, los soldados de Morelos lo llamaban “el niño”. En 1813, durante el ataque a Valladolid, el niño resultó herido de un brazo.

En junio de 1815, Morelos envió a su hijo a estudiar a los Estados Unidos. Ya nunca regresó al campo insurgente. En 1830 formó alianza con don Vicente Guerrero. En 1836 acompañó a Antonio López de Santa Anna a Texas para combatir a los norteamericanos que andaban haciendo la guerra a México. Tomó parte en la guerra contra los Estados Unidos, en 1847. 

Partidario de un gobierno monárquico para México, fue uno de quienes ofrecieron el trono a Maximiliano de Habsburgo. Con Maximiliano como emperador fue nombrado regente del imperio y más tarde embajador en París. Al caer el imperio, con la muerte de Maximiliano, radica en París, en donde muere el 21 de marzo de 1869. Permanece sepultado en el cementerio Le Peré Lachaise.