Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

El nivel

BAJO LA LUPA

La Copa del Mundo ha resultado, desde el punto de vista meramente futbolístico, sensacional. No recuerdo, desde que tengo uso de razón, una primera ronda tan disputada y con encuentros de tan alto nivel técnico.

Resultados sorprendentes, equipos marcados de antemano como favoritos que se han marchado por la puerta de servicio, individualidades de las que no se hablaba resultando verdaderos leones rasurados y goles extraordinarios de manufactura soberbia, han sido el sello distintivo de este Brasil 2014.

La nota discordante ha sido, desgraciadamente, el arbitraje, con decisiones que van más allá de la polémica, con errores absurdos e indefendibles. Algo tendrá que hacer la FIFA para depurar una lista donde vienen algunos jueces de incapacidad manifiesta.

Los equipos de América están jugando de locales, con porcentajes de efectividad muy altos, lo que muestra que factores como público y clima están pesando en el evento, cobrándole factura a los que vienen allende al mar.

Sudamérica coló a cuatro de sus cinco representantes; sólo Ecuador, con un cuadro plagado de figuras que jugaron cada quien para su santo ha quedado eliminado. Brasil sigue siendo el gran favorito y como están diseñadas las llaves del torneo, el público ya se está paladeando una gran final contra Argentina. Por supuesto que es prematuro adelantar vísperas pero este juego sería el sueño del comité organizador.

En el desfile de cuadros que siguen con vida del cono sur, destaca Colombia y su paso perfecto, a pesar de carecer de su atacante estrella, Radamel Falcao y Uruguay, herido de muerte con el severo castigo impuesto a su delantero Luis Suárez, encerrado desde ahora en el antirrábico de Río de Janeiro.

Por la Concacaf, ha quedado fuera Honduras que, la mera verdad, decepcionó. De nada sirve tener jugadores tan atléticos si a la hora del esfuerzo colectivo cada quien interpreta su propia melodía.

México quiere hacer historia de la grande y su escollo se llama Holanda, nada más el subcampeón del mundo. Si realmente quieren trascender, deben lograr el tan cacaraqueado quinto partido. De ahí, en un torneo loco, puede pasar cualquier cosa.

Costa Rica es la sensación. Le tocó el "grupo de la muerte" y salió con banderas desplegadas quedando en primer lugar. Italia e Inglaterra volvieron con la frente agachada y los ticos sueñan con vencer a Grecia, empresa que no resultará nada sencilla.

Estados Unidos perdiendo ganó. Por diferencia de goles logra una sufrida calificación dejando en el camino a otro favorito, Portugal y a mi entender, al mejor equipo africano que es Ghana.

Con esto, la llamada zona del "balón cuadrado", mete a tres de sus cuatro representantes. 75% de efectividad no es nada despreciable, sobre todo cuando nadie daba un cacahuate por ellos.

Me ha gustado el nivel y usted, ¿qué opina?