Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

El poder del chorizo, el paste y el chilorio

ITINERARIO POLÍTICO

Entre la clase política todos lo saben, lo dicen y hasta lo padecen. Pero también todos o casi todos los políticos mexicanos prefieren comentarlo en voz baja. Y es que todos saben que hablar del tema sin el cuidado del caso pudiera resultar suicida. ¿Por qué? Porque ya arrancó la carrera presidencial de 2018.

Nos referimos a los grupos políticos hegemónicos en el sexenio; grupos que además de su poder político son identificados y motejados a partir de la pertenencia geográfica de su comida emblema.

Así, por ejemplo, al otrora poderoso Grupo Toluca —que jefatura Enrique Peña Nieto—, hoy es conocido como "Chorizo Power". Todos identifican el típico chorizo toluqueño pero pocos saben que, por ejemplo, el grupo político mexiquense es hoy por hoy el más poderoso del país y del que podría salir el próximo presidente. Más aún, en su más reciente visita a México, y en especial a Toluca, Barak Obama, hizo referencia al "poder del chorizo".

De igual manera, el "Grupo Hidalgo" no sólo es un grupo político emergente sino que hoy es conocido como "Paste Power", en alusión a los "pastes"; una suerte de empanada rellena de distintos guisos y que con los años se convirtió en la comida típica de Pachuca y Real del Monte. Los "pastes" son de origen inglés y llegaron a Hidalgo junto con los mineros y el futbol.

El tercero en influencia política es el Grupo Sinaloa, al que desde hace años no pocos políticos motejan como "Chilorio Power". Vale decir que el "chilorio" es carne de cerdo enchilada.

Como queda claro, el poder hegemónico en México está en el "Chorizo Power", al que pertenecen no sólo Peña Nieto, sino el propio gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila. Además, también son parte del "Chorizo Power" las secretarías de Hacienda, con Luis Videgaray; de Educación, con Emilio Chuayffet; Comunicaciones, con Gerardo Ruiz Esparza; Medio Ambiente, con Juan José Guerra Abud; de Trabajo, con Alfonso Navarrete Prida; Conagua, con David Korenfeld Federman y la Consejería Jurídica de Los Pinos, con Humberto Castillejos Cervantes y el poderoso jefe de la Oficina de la Presidencia, Aurelio Nuño Mayer.

Si se revisa con atención la lista anterior —y si se toma en cuenta que muchos otros mexiquenses ocupan cargos de alto nivel en el gobierno federal—, la conclusión es contundente. El "Chorizo Power" es hoy por hoy el grupo dominante. Por eso no son pocos los que apuestan que el "Chorizo Power" cobija a por lo menos dos potenciales presidenciales del PRI para el 2018. Y muchos dedos apuntan a Eruviel Ávila y Luis Videgaray, entre otros.

El segundo grupo de fuerte influencia política es el "Paste Power", que encabeza el titular de Gobernación, Miguel Osorio. De fuerte influencia en ese grupo también destacan Jesús Murillo Karam, titular de la PGR; Eugenio Ímaz, director del estratégico Cisen; Francisco Olvera, gobernador de Hidalgo; Nuvia Mayorga, titular de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas y Carolina Viggiano, responsable del Consejo Nacional de Fomento Educativo.

También aquí es frecuente encontrar hidalguenses en cuadros altos de la administración federal. Y es que Osorio y Murillo son referencia de buena parte de la clase política de Hidalgo en los últimos 30 años. Lo interesante es que del "Paste Power" también podría salir por lo menos un precandidato presidencial. Nos referimos a Miguel Osorio, secretario de Gobernación.

El "Chilorio Power" lo encabeza el reconocido maestro y estudioso de la comunicación, José Carreño Carlón, actualmente director del Fondo de Cultura Económica e influyente consultor de la casa presidencial. Le sigue David López, responsable de la comunicación social y quien ha colocado a los directores de comunicación social de casi todas las dependencias federales.

En ese grupo también destacan el gobernador de Sinaloa, Mario López Valdez y el poderoso empresario Jesús Vizcarra Calderón, entre otras piezas clave, como el diputado federal Heriberto Quiñones y los voceros de la SEP y del Senado, Jorge Medina Viedas y Héctor Lie, respectivamente.

Del "Chilorio Power" no saldrá un presidenciable, pero sí el próximo gobernador de Sinaloa Y el Peso político del "Chilorio Power" es su fuerte influencia en la comunicación y los medios, a pesar de que en los últimos meses se ha convertido en un dolor de cabeza para la casa presidencial —por su inclinación al chantaje— Luis Martínez, secretario particular de David López.

Mandan en México el chorizo, el paste y el chilorio. Al tiempo.

www.ricardoaleman.com.mx twitter: @ricardoalemanmx