Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

El poder desde el magisterio

NUESTRA OPINIÓN ESTATAL

Los altos salarios y los privilegios para exdirigentes sindicales en el SNTE representa un asunto que no sólo lastima el presupuesto a la educación, sino que se contrapone a los valores y principios que deberían fomentarse en el propio magisterio.

Primero fue la polémica que se armó por los megasueldos de hasta 100 mil pesos o más para algunos maestros y que reconoció el secretario de Educación Pública, Francisco Frías Castro, quien reveló una costosa nómina para unos cuantos maestros. Ahora es la denuncia que hacen maestros disidentes contra exdirigentes a quienes acusan de "aviadores".

Y es que de acuerdo con integrantes del Movimiento Democrático Magisterial, entre la lista de maestros que cobran pero no trabajan están Lorena Álvarez, Germán Contreras, Lourdes Sarabia, de la sección 53 del SNTE y Mayra Zazueta, exdirigente de SNTE 27 y hoy funcionaria del Issste.

Al margen de los intereses políticos o de grupo hacia el interior del magisterio y sobre todo del Sindicato, prevalece una lamentable realidad de influyentismo y de dispendio de recursos que no llegan a los planteles graves en carencias, menos a los estudiantes.

El tema de los "aviadores", de la asignación irregular de plazas y del desorden en la educación, no ha sido erradicado, por lo que la pregunta que queda en el aire es ¿por qué las autoridades lo solapan?

Ante la falta de candados, la educación en Sinaloa y en el país está a expensas del control del SNTE y no de los representantes de la SEP, quienes por omisión o a sabiendas del poder que está detrás de estos grupos no intervienen ni formalizan las denuncias.

Bien por las reformas que se han aprobado desde nivel federal, pero mientras no se tenga voluntad política, la educación, que debe ser motor de desarrollo, será botín de unos cuantos.