Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

El problema sin fin

NUESTRA OPINIÓN GUAMÚCHIL

Los pescadores están inmersos y no precisamente en líquido, aunque literalmente tienen el agua hasta el cuello, pero están en una situación complicada debido a la difícil situación, la cual ya es parte de ellos desde hace mucho.

El futuro de los pescadores es complicado, lo extraño es que lo sea, pues es una de las actividades donde mejor les puede ir.

Los hombres del mar se están preparando para una nueva etapa con la creación del programa Propesca, sin embargo, el presupuesto de éste es muy raquítico y no pareciera que les va a ayudar de mucho.

Lo vuelve aún más complicado el asunto de las vedas, la contaminación, las plagas y todo aquello que ya han sorteado.

Sin embargo, si se analiza un poco esto, se darán cuenta que todo esto ya no es nuevo, todo es una especie de un ciclo repetitivo, en resumen, los mismos problemas y las pocas soluciones.

Los problemas de los pescadores no sólo se solucionan con dinero, esos 50 millones que se establecieron para todo México no es gran cosa, y menos porque al final quedarán 40. El Empleo Temporal es otro de los puntos, si llega a servir, pero no lo es todo.

El punto es que se debe concebir a la pesca de manera diferente, cuando se entienda y se le vea como una mina inexplotable, como una actividad redituable aspectos económico, turística y deportiva, entonces se podría decir que hay un avance.

Las cosas no caen del cielo, no se dan por sí solas, pero gobernantes y pescadores de manera realista no han asimilado esto, el trabajo no se está realizando en equipo. Cada uno espera algo del otro, pero nadie da el primer paso. La hora de producir, de innovar, de agarrar el toro por los cuernos, llegó hace mucho. ¿Quién se anima a dar ese primer paso?