Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

El que se lleva se aguanta

NUESTRA OPINIÓN CULIACÁN

Con la frase "el que se lleva se aguanta", los exfuncionarios municipales que demandaron al Ayuntamiento de Culiacán para exigir liquidación, respondieron al alcalde Sergio Torres Félix, quien los balconeó y llamó abusivos.

Los exservidores públicos de la anterior administración municipal, Héctor Contreras, Plácido Fierro, Jorge Luis Urtuzuástegui y Rosa Aidé Tamayo contraatacaron a Torres Félix y denunciaron que exfuncionarios priistas sí recibieron liquidación tras haber concluido el mandato de Aarón Rivas Loaiza, además acusaron que se basificaron a familiares de políticos.

De acuerdo a los denunciantes, una cuñada de Rivas Loaiza también recibió plaza antes de terminar el trienio, un hermano de Daniel Amador, una hermana de la exregidora del PRI Aracely Tirado, y un hijo del gerente de la Japac, Jesús Higuera, entre muchos otros, cuyos nombres también serán revelados la próxima semana.

Y quien queda en medio de este conflicto es el recién reelecto dirigente del Stasac, David Alarid, quien estuvo al tanto y tuvo que haber aprobado estas bases, y que hasta el momento se ha escondido y no ha dado la cara para opinar sobre esto.

Cabe hacer referencia que al inicio de esta administración, Sergio Torres despidió a más de 500 empleados, además por medio de información obtenida por esta casa editora, se comprobó que durante los periodos de Héctor Cuen y Aarón Rivas, la nómina del Ayuntamiento tuvo un crecimiento desmedido, lo cual ha afectado seriamente las finanzas del gobierno municipal.

Mientras tanto, estos exfuncionarios, quienes al inicio de sus nombramientos sabían que el trabajo se les terminaría el 31 de diciembre de 2013, ahora quieren imitar y seguir el ejemplo de los exregidores, exfuncionarios y el exalcalde de Ahome, que recibieron jugosas liquidaciones, y debido a la presión pública, algunos tuvieron que regresar ese dinero.

En los próximos días se darán a conocer más nombres de políticos que aprovecharon para beneficiar a algún familiar con las preciadas plazas sindicales.