Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

El teorema de Baglini

IDEAS PARA EL CAMBIO

Así como el cambio climático transforma múltiples aspectos de la vida cotidiana, en el ámbito de la política también existe un extraño fenómeno que está trastornando las formas de hacer política. Rápidamente quedan atrás los usos y las costumbres, y también la tradicional disciplina partidista. Los liderazgos y las jerarquías están debilitadas. Se viven tiempos de dejar hacer, dejar pasar.

Muchas de las actividades que llevan a cabo los políticos se salen del formato tradicional y parecen ser ajenas a toda lógica. Cada quien inicia campaña cuando quiere, independientemente de lo que digan las leyes electorales. Hacen promesas inimaginables, y que de antemano saben que serán inviables una vez en el poder. Se autonombran candidatos y se dicen elegidos por alguna divinidad para acceder a la responsabilidad de gobernar. Por ello, el momento político es extraño e irregular.

¿Qué sucede en la política? ¿Qué pasa con los políticos? Existen múltiples intentos por explicar lo que acontece. Las teorías tradicionales son incapaces para interpretar la política de hoy. Por ello están surgiendo diversos intentos. Uno de ellos es de quien fuera diputado en Argentina por el partido Unión Cívica Radical, Raúl Eduardo Baglini.

A principios de los años 80, surgió el teorema de Baglini y rápidamente se convirtió en referente teórico para analizar la nueva realidad política. La tesis central de este teorema establece que "el grado de responsabilidad de un partido o de un político es inversamente proporcional a su distancia respecto al poder".

Ello significa que lo que todo político dice, hace o moviliza, depende de qué tan cerca o lejos está del poder. Si está cerca se comporta institucional, respetuoso de las instancias y busca argumentos que justifiquen, a toda costa, las acciones gubernamentales. Si está lejos del poder, se comporta como un crítico progresista, asume la defensa de las causas populares y se muestra dispuesto a promover alianzas con fuerzas políticas antagónicas entre sí.

El teorema de Baglini adquiere diversas variantes que se desprenden de su planteamiento central. Una de ellas establece que un político, cuanto más lejos está del poder, más irresponsables son sus planteamientos. Es decir, se torna más intolerante y crítico contra todo aquello en que pretende convertirse en el futuro.

Otra derivación dice que a medida que un grupo se acerca al poder, se debilitan sus posiciones críticas hacia el gobierno. Quien mantiene alianza con los gobernantes, se vuelve dócil. Son como leones domesticados y sin dientes. El teorema de Baglini también sentencia que cuanto más cerca del poder se está, más conservador se vuelve un grupo político y más se aleja del cumplimiento de sus promesas de campaña.

Finalmente hay que recordar que un teorema es la demostración de una verdad que se deduce de ciertas hipótesis que se consideran ciertas o ya demostradas por la realidad.