Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

El unicornio de la creatividad. (2/3)

COMALLI

La creatividad humana no consiste simplemente en realizar alguna innovación o mejora, sino en un fluir continuo de mejoras. En general, los individuos actúan para encontrar su lugar dentro de las instituciones. Los emprendedores, operan al máximo de sus capacidades con el fin de establecer un vínculo de sentido entre el entorno en el que con-viven y su pasión por lo que realmente desean. La situación es de movimiento continuo, tal como la canción de la película Madagascar: I like to move it move it o Quiero mover el bote como se canta en español. El unicornio de la creatividad aparece como milagro cuando los sujetos emprendedores lo buscan incansablemente, no por el mismo lugar, no con los mismos ojos, no en el mismo momento. Los colores del arcoiris no están en el horizonte. "Prepárate, diviértete, compadécete del pobre marrón", dice Tom Peters. Los colores del arcoiris que van y vienen del oro, y en donde se regocija el unicornio, se descubren en el campo florido de las organizaciones. Se trata del campo de posibilidades en donde el valor (la hermosura del arcoiris y el unicornio azul pastando a sus pies) trasciende los productos y se concentra en la creatividad de los emprendimientos. Existen al menos dos caminos que los emprendedores pueden seguir para "garantizar" que los retos del entorno laboral ofrezcan desafíos a la altura de sus capacidades, además de contar con las condiciones de interactuación que modelen sus identidades. Uno de ellos es decidirse a crear la propia empresa. Es vía de moda y por tanto la de todos. Así, siendo de todos no es en verdad de nadie y eso ya la pone en entredicho. El otro camino es la búsqueda de un ambiente de tarea ya existente, que ayude al emprendedor a determinar el sentido de su vida profesional. El problema es que cada día esto es algo casi imposible. ¡Vaya irresponsabilidad de los empresarios! Sea cual sea la vía que se elija, los emprendedores se mueven incesantemente buscando entornos con espíritu, espacios propicios para dibujar con pasión el technicolor de todos sus talentos, atrapar el unicornio de la creatividad, fluir en dirección de la felicidad y el éxito. ¡Los emprendedores aman lo que hacen!

[email protected]