Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Opinión

El vestuario de color rosa

Por: Filiberto Inzunza

Lo llaman el vestuario de color rosa. Es sobre el libro de Patricia Nell Warren, que nos cuenta sobre las semblanzas de deportistas gays, lesbianas, transexuales y bisexuales. Y es que el deporte es uno de los mundos donde la homosexualidad ha sido un tabú. Y la productora de este capítulo, en la vida de los deportistas, abrió ese abanico para que muchos de ellos confesaran su inclinación sexual. Se dedicó a buscar noticias sensacionales, y lo logró. Pero muchos lo hicieron directamente en algún medio de comunicación, otros luego de su retiro de las canchas, de su disciplina deportiva.
Algunos no aguantaron los comentarios homófonos. ¡Día del orgullo gay!, le llamaron. Fue cuando muchos deportistas se salieron del armario.
Por mencionar algunos: La ex tenista norteamericana Martina Navratilova, Ian Thorpe, nadador australiano. El futbolista alemán Thomas Hitzlperger y Michael Sam, primer jugador de la NFL que se declaró gay.

Colofón. Y a propósito de xuxus, floris, pinpinpin, -traducción- “Me gustas mucho pero nada más”. ¡Ai´sí! Muchos nombres resaltan en ese libro, mientras que otros todavía se esconden en el clóset. No se atreven, no se animan a confesarlo. Son de los clásicos “tapados”, como en la política mexicana. Y acá en la región del Évora, ¿cuántos deportistas, entre hombres y mujeres, tenemos dentro de esa copiosa lista? ¡Hay que esculcarlos!