Opinión

Emilio Lozoya habla bien…

SATIRICOSAS
Avatar del

Por: Manú Dornbierer

Desde el boom petrolero mexicano iniciado en el año 1977 hemos conocido muchos directores de Pemex, pero ninguno tan sencillo, inteligente y convincente como Emilio Lozoya, el actual, que recorrió esta semana todos los programas de televisión para explicar y defender la reforma energética que es objeto de rechazo en la mayoría de la población, pues es indudablemente una entrega de la mayor riqueza del país a compañías extranjeras en muy alta medida. El hecho que anunció respecto a que Pemex tendrá una posición firme y favorable dentro de la bola de compañías voraces que nos acechan es una buena cosa pero tampoco la panacea. Remember lo que dijo el gobernador de California. ¡Nos vienen a comer, que ni que!

Los directores generales de Pemex a lo largo de la historia han sido:

(1937-1938) Manuel Santillán Osorno

(1938-1940) Vicente Cortés Herrera

(1940-1946) Efraín Buenrostro Ochoa

(1947-1952) Antonio J. Bermúdez

(1952) vacante

(1953-1958) Antonio J. Bermúdez

(1958-1964) Pascual Gutiérrez Roldán

(1964-1970) Jesús Reyes Heroles

(1970-1976) Antonio Dovalí Jaime

Estos señores hicieron su tarea después de la expropiación petrolera del 18 de marzo de 1938 por Lázaro Cárdenas, y gracias al pago a las compañías extranjeras que hizo la gran sociedad mexicana de entonces. Se dice que hasta las señoras daban sus anillos de oro de bodas para tal patriótico efecto. Sería el momento de evaluar la actuación que tuvo cada uno en la construcción de esa gran compañía mexicana que ha sido Pemex con todo y la partida de ladrones de dentro y de fuera que la han minimizado desde el punto de vista moral y económico.

Por ejemplo, eso es tarea de los historiadores del COLMEX, que se han visto bastante lentos en el esclarecimiento que muchos les hemos solicitado de los sucedido con uno de los "complots" –sin pronunciar la t por favor, como lo hace correctamente el Peje ya que es una palabra francesa- y naturalmente mas lentos aún para explicar a la población lo que fue antes el petróleo. La pobre población se tiene que soplar la dizque información de Televisa y compañía que naturalmente trate y solo emite lo que le conviene.

Hablando de Díaz Serrano que fue director de Pemex de 1976-1981, insisto por milésima vez, espero que ahora con algún eco, que no debe pasar a la HISTORIA como un ladrón priista más, que es lo que quisieran la actual generación de sin vergüenzas que a partir de su salida forzada de la dirección de la para estatal en 1981 se apoderaron de Pemex no para rehabilitar a la empresa y al sindicato, si no para aumentar su corrupción, ir destruyéndola y minándola tecnológicamente a través de un pésimo mantenimiento poco a poco para poderla tostonear bajo la batuta en primera fila o en bambalinas de Carlos Salinas de Gortari que en 1989 pactó no sólo con el PAN, sino con los Bush la entrega –tarde o temprano– del petróleo de México a cambio de su legitimización.

Cuando se quitó a Díaz Serrano del puesto, el JOLOPO nombró a Julio Moctezuma Cid (director de 1981-1982) y Mario Ramón Beteta (director de 1982-1987). Estos señores disimularon más o menos las intenciones del clan triunfador de la elección del maleable y también corrupto Miguel de la Madrid en 1982, que detestaba, por supuesto, a su rival en la carrera presidencial de ese año –nada menos que Díaz Serrano–.

Pero después de estos, el político Francisco Rojas Gutiérrez –conocido como Paco "Rejas" por su persecución a Díaz Serrano– y totalmente ignorante de lo que es una industria petrolera se descaró totalmente. Luego vinieron otros a seguir con la innoble tarea de minar poco a poco a Pemex y bajo la citada batuta del primer vende-patrias Carlos Salinas de Gortari que casi nunca se menciona en estos tiempos porque es probablemente padrino de esta generación: El PRIAN en pleno. Estos maso menos rateros e incompetentes fueron los siguientes:

(1994) Carlos Ruiz Sacristán

(1994-1999) Adrián Lajous Vargas

(1999-2000) Rogelio Montemayor Seguy

(2000-2004) Raúl Muñoz Leos

(2004-2006) Luis Ramírez Corzo

(2006-2009) Jesús Reyes-Heroles González-Garza

(2009-presente: Juan José Suárez Coppel

Otra tareíta para los historiadores serios –escriban a este espacio– que se interesen porque la historia de México no solo sea escrita por los vencedores si no por los aquellos cuya meta sea dejar al pueblo de México un conocimiento imparcial y limpio de lo que ha verdaderamente sucedido en estas agitadas décadas. Habrá quien diga que periodistas de la valía de Miguel Ángel Granados Chapa juzgaron corrupto a Díaz Serrano. Este amigo cuando murió el director cometió el error de insistir en esa supuesta corrupción simplemente porque era muy cercano a la familia López Portillo y quiso inicuamente defender su reputación. Él debía saber lo que muchos otros sabemos que López Portillo le dio a su hermana, Alicia López Portillo, la encomienda de ir a España a entablar la negociación de los barcos Acatun y Cantarell para sacar de ella los 35 conocidos millones de dólares que después cargaron en las espaldas del director de Pemex, Díaz Serrano. Se sabe hoy que cuando Alicia y Margarita López Portillo hubieron organizado la inmensa fortuna que les regaló su hermanito la mayor aseguradora del mundo la Lloyds de Londres se comunico con el director de Pemex Díaz Serrano para decirle que no podía asegurar esos barcos porque estaban muy sobrevaluados. Díaz Serrano pidió entonces cancelar el seguro y le comunico la situación al JOLOPO, quien habría dicho: QUE SE HAGA. Y se hizo. Por eso diría antes de morir Jorge Díaz Serrano que él obedeció órdenes.

Esa vieja historia igual que las corrupciones del sindicato de Deschamps deben integrarse a la historia que se escriba sobre lo que hoy está pasando, pues es consecuencia de todo aquello.

Todo lo que dijo Emilio Lozoya es apetecible y seria estupendo para el país si realmente resultara cierto, si los hidrocarburos bajaran de precio si se refinara en este país y no en la Shell de Deer Park en Texas de la que son socios los Bush y probablemente Salinas de Gortari, si los empleos que resultaran de la reforma para los mexicanos fueran justos y bien pagados y si, como dijo Lozoya, habrá absoluta transparencia y justicia en el mundo petróleo mexicano en el futuro.

Ahora bien, los que entrevistaron por evidentes ordenes a Lozoya no le plantearon algunas importantes preguntas que me permito hoy presentar aquí:

¿Están dispuestos o no a investigar seriamente el hundimiento en tiempos de Zedillo de la isla Bermeja en el Golfo de México para disminuir ilegalmente las 200 millas de mar patrimonial de México?

Y otra repetición. ¿Con que derecho van a permitir que se fracture la corteza terrestre en México con la inadmisible práctica del fracking?

¿Porqué no se investiga a fondo la negativa de los gobiernos de México recientes de instalar las necesarias refinerías para no importar la cara gasolina de Texas? ¿es para seguir protegiendo a Salinas y a los Bush que los mexicanos debemos tragarnos un gasolinazo tras otro?

Satiricosas.es.tl