Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Empiezan a cantar

LOS MOCHIS

El exsecretario de Obras Públicas del Ayuntamiento de El Fuerte, Jesús Uriarte Ramírez, acusó que Francisco, hermano del gobernador Mario López Valdez, se benefició con las obras que se realizaron en ese municipio, ya que le dieron el relleno sanitario en Capomos para que lo construyera.

Independiente de que se profundice en la forma en que se le adjudicó la obra, lo que cuestiona el exfuncionario del exalcalde fortense Eleazar Rubio es que ahí las cosas no se hicieron de la mejor manera y la Auditoría Superior del Estado no revela esas anomalías.

Uriarte revela que en la obra "se gastaron el dinero", pero sólo hicieron el taller y limpiaron el terreno. Nada más. Pero más aún: que para hacer lo que hicieron el hermano del gobernador utilizó la maquinaria del alcalde Marco Vinicio Galaviz Serrano.

De esa manera, los exfuncionarios de la anterior administración panista empezaron a defenderse de los señalamientos del millonario desfalco en el que presuntamente incurrieron y por lo cual están demandados penalmente.

La estrategia seguramente tiene el aval del exalcalde Eleazar Rubio Ayala, quien recientemente festejó su cumpleaños en el rancho en el ejido 5 de Mayo y en el que estuvieron sus excolaboradores acusados.

Pareciera que la intención de estos es si se hunden se van a llevar a unos cercanos del poder por delante. O cuando menos van a exhibir los posibles negocios desde el poder.

Otra de las aristas de la postura que han tomado los exfuncionarios fortenses es confrontarse, presionar, exhibir, para el chantaje y en lugar de su silencio que se les perdone el saqueo de los recursos públicos.

Se desconoce si una cosa u otra pasará porque apenas está empezando el jaloneo, pero lo que plantean los fortenses y sinaloenses es que nada quede en la impunidad, sea quien sea los que abusan del poder para enriquecerse.