Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

En Mazatlán está en juego algo más que una elección

EN EL BLANCO

Lo que está en juego. El 26 de enero habrá elecciones en el PAN de Mazatlán. Algunos dirán que es un asunto panista. Y que entre panistas habrán de resolverlo. Pero no es así. La elección panista tiene muchas más connotaciones de las que algunos se imaginan.

Primero, ya se rompió un pacto. En diciembre pasado, el actual alcalde Carlos Felton, el exalcalde Alejandro Higuera y el diputado federal panista, Martín Heredia, habían pactado lanzar una "candidatura de unidad". Esta sería encabezada por el diputado local Martín Pérez, el regidor Roberto Osuna y un tercero que sería designado por Heredia.

Las tres fuerzas al interior del PAN finalmente se habían puesto de acuerdo. No habría pleito. Todo saldría bien. Pero nada. Carlos Felton sacó de la manga la propuesta de Arturo García Canizález, al que hizo acompañar de su alfil en el cabildo, Roberto Osuna. Ahora se supone que Higuera y Heredia buscan llevar a la dirigencia al joven Roberto González, un militante panista que

viene de abajo y que junto con Martín Pérez se ha hecho en la talacha partidista. En el agarre que se están dando por la dirigencia del PAN en Mazatlán hay daños colaterales.

En el Cabildo hay dos regidores heredistas que al ver a su líder traicionado no dudarán en brindarle su respaldo y dejar a Felton. Otra es que el diputado Heredia se ha convertido en el principal proveedor de apoyos federales para Mazatlán.

Felton no ha medido las consecuencias al no cumplir con los compromisos que asumió. Y eso puede costarle políticamente mucho. Y esto apenas comienza.

¿ Y las licitaciones apá? Resulta que el Consejo Deportivo Municipal compró uniformes nuevos para los que participarán en la olimpiada. ¡Que bueno! Y que se gastaron 600 mil pesos. Además se realizó un contrato con la empresa Transportes King.

El problema es que para la compra de esos uniformes por el monto se debió de haber licitado. Y nada. Y lo del transporte igual. El error puede ser atribuible para la titular del Deporte Municipal, Mónica Coppel. Pero qué están haciendo el Tesorero Carlos Tapia. Y el Oficial Mayor Salvador Reynosa, que se supone debería de encabezar el comité de compras y adquisiciones. Ya ni siquiera mencionar al síndico Procurador Javier Magaña.

Fobia, odio o qué. Sin razón alguna aparente, el alcalde Carlos Felton no quiere utilizar las dos camionetas que le dejó para su servicio el exalcalde Alejandro Higuera.

La surburban blanca que utilizó buena parte del trienio Higuera, Felton se la mandó al jefe de la policía para su servicio. No quiso saber nada de esa. Pero al final del año Higuera adquirió una nueva camioneta que se supone sería para que Felton se moviera. ¿Pero qué creen? El alcalde no la quiere.

La unidad permanece la mayor parte del tiempo parada en el patio del palacio. Eventualmente la "prestan" para algún evento. Pero Felton no se sube a ella. Una tercera camioneta más rudimentaria, por cierto, que era utilizada por los guardias de Higuera, Felton se las mandó a los fotógrafos de Prensa municipal para que se movieran en ella.

Que no nos extrañe si Felton se saca de la manga que tiene que comprar un nuevo vehículo. Como si no tuviera uno nuevo.

[email protected]