Selecciona tu región
Opinión

En México, ser mujer es resistir

HISTORIAS DE VENUS

Por Jacqueline López Leal

-

En México, ser mujer es resistir. Ser joven y querer ejercer la juventud no se nos está permitido. Todas tuvimos 18 años y asistimos a fiestas donde había alcohol, cigarros, baile, amigos y diversión. Muchas tuvimos esa rebeldía de la juventud, pero nada de eso es motivo para que te quiten la vida y te culpen. Las editoriales de algunos medios de comunicación, ya sean locales y/o nacionales, manejan la narrativa de sus textos hacia la culpabilidad de la joven/mujer víctima,  cuando se trata de alguna desaparición, o en el peor de los casos, su muerte.

En este país hemos normalizado la desaparición de mujeres y niñas. Pero no, no es normal que siete mujeres desaparezcan y 11 mueran al día. Como mujer, es indignante leer, ver o escuchar el rumbo que han tomado en las últimas semanas algunos casos de mujeres, como Debanhi, Yolanda, Lesvy, Lucía, Íngrid, lo cual ya es una constante en cada caso de desaparecidas, misma estrategia hacer quedar mal para justificar lo que nos pasa, y no les parece que 11 mujeres diariamente ya no estén en sus hogares compartiendo risas y alegrías en el nicho de una familia en cualquier lugar de nuestro México.

Es verdaderamente penoso y lamentable escuchar y leer en notas a ocho columnas, el texto donde señalan, “Encuentran muerta a una mujer en la orilla de un predio . . . “, cuando en realidad, la redacción debería decir: “Encuentran asesinada a una mujer en la orilla de un predio”, porque si tenemos un poco de empatía sobre los temas de violencia de género, de antemano sabemos que ella no murió de manera natural, sino que le quitaron la vida, la ”MATARON.” Considero necesario y urgente  que todos los medios de comunicación tengamos un manual  para la cobertura de temas de violencia contra las mujeres y feminicidios en nuestro país.

Y que este contenga puntos muy específicos para él o la periodista, y que al momento de la redacción de las notas, consideren algunos puntos: 1) Que muestre empatía, 2) Incluya contactos de ayuda en su nota, –crea a la víctima, y  3) Proteja su identidad.

Por mencionar algunos. Que implique la adopción de un periodismo inclusivo que considere el impacto de la información en todos los sectores  de la sociedad; que respete la dignidad y los derechos humanos de las víctimas de la violencia y discriminación.

En el colectivo Historias de Venus condenamos la revictimización, la misoginia y  especulación mediática; la falta de perspectiva de género en la atención, seguimiento e investigación de los casos de violencia de género. Como sociedad, no permitamos que estos casos de agresiones y violencias hacia las mujeres y niñas se nos hagan costumbre escuchar o lo normalicemos. ¡Ya son tantas las mujeres y niñas que nos hacen falta!

Síguenos en
Más sobre este tema