Opinión

En aprietos

LOS MOCHIS

Por: Redacción

El alcalde de Ahome, Arturo Duarte García, ordenó una investigación para determinar si dos agentes preventivos compraron o no cerveza en un expendio de cerveza en el ejido Mochis mientras andaban de servicio en una patrulla.

El escandaloso caso estalló antier en las redes sociales en donde "alguien" subió un video que tomaron cuando dos policías están en el negocio de marras.

Tomado desde el interior de un vehículo a unos metros del negocio, se aprecia cuando un policía sale del mismo con "paso veloz" con una bolsa en sus manos con hielo y al parecer cerveza, la cual deposita en la caja de la patrulla, en tanto su compañero lo observa a un lado de la unidad, casi en la puerta del copiloto. Una vez con la bolsa en la caja, los dos se suben a la patrulla y se retiran del lugar.

Minutos después de subido el video, las criticas a los policías y a la corporación empezaron porque es reprobable que policías en servicio anden en esos pasos.

Ante eso, el alcalde le pidió al director general de la corporación, Gerardo Amarillas, que abriera una investigación.

En realidad, lo que debe hacer el jefe policiaco es remitir el caso a la Comisión de Honor y Justicia de la corporación para que esta realice la investigación y deslindar responsabilidades.

Se da por hecho que las pesquisas no llegarán a nada porque ya el propio encargado del expendio reveló que no les vendió cerveza a los agentes y que lo que se llevaron estos eran quesos que se los habían dejado a refrigerar horas antes.

Además, los filmantes anónimos no se presentarán a describir lo que vieron.

Suméle a esto la abierta protección que se les da a los policías cuando se meten en problemas.

Lo que sí es que Amarillas debe de tomar medidas para que, cierto o no, este tipo de casos no se presenten.