Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

En busca de empleo

GUASAVE

Pese a las cifras alegres y oficiales que en cuestión de empleos mencionan funcionarios de los diferentes gobiernos, la realidad que se vive en campo es contrastante, pues retrata un preocupante rezago en cuanto a creación de nuevos espacios laborales y confirma que el periodo más complicado para el sector popular son los meses de mayo a agosto.

Y es que coincidentemente la zafra en el sector hortícola, una fuente de empleo que mueve regiones como Ruiz Cortines, Estación Bamoa y Benito Juárez, prácticamente ha llegado a su fin desde hace unas semanas, propiciando con ello la emigración de un buen número de jornaleros a los campos de Sonora y Baja California, donde el corte de uva, sandía y otros productos es la opción para hacer llegar el sustento económico a sus familias.

Otro sector que también vive meses difíciles es el de la pesca, pues a ellos les está vedada la captura del camarón, el tiburón, la jaiba y la mantarraya, las cuatro especies más redituables, condición que también obliga la salida de un buen número de ribereños a otros lugares de la región norte, sobre todo a Sonora, donde existen actividades alternas; incluso algunos se van al extranjero.

Pero el peor impacto de esta falta de empleos es para las familias cuyo sostén no emigra y se queda en casa, subsistiendo de empleos eventuales, pues el dinero hoy en día no alcanza y menos con empleos paupérrimamente remunerados, como son la mayoría.

Esta realidad es la que no coincide con las estadísticas oficiales, esas que ubican a Guasave como el segundo municipio en generación de empleos, sólo detrás de Mazatlán. Cifras que sólo confirman la creación de mil 029 nuevos empleos formales y 2 mil 371 eventuales, pero que no especifican cuántas personas se quedaron sin trabajo en ese mismo periodo, pero que en campo es más que evidente.

Ciertamente toda fuente de trabajo que se genere es positiva, independientemente de la cantidad, pero lo que no debe ocurrir es conformarse con cifras insuficientes, pues el municipio y su gente ocupan más empleos y mejores sueldos.