Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

En campaña

PUNTO DE VISTA

ACELERADOS. La semana fue de "activismo" para Aarón Irízar y Heriberto Galindo, cada quien en su trinchera, tratando de acumular adeptos para su proyecto de ser candidatos a gobernador. Falta poco menos de dos años, pero Heriberto anda a todo lo que da con su asociación civil, según para llevar beneficios a los sinaloenses, aunque siendo legislador federal, vicecoordinador de los diputados federales del PRI y coordinador de la bancada de Sinaloa, lo que menos requiere el diputado son membretes para hacer "gestiones". Cargo tiene, tribuna también, y se supone que las asociaciones civiles son espacios ciudadanos para empujar programas y proyectos y tener interlocución con autoridades. El es gobernante, aunque parece que a Heriberto no le son suficientes las tres cachuchas que tiene para ser reconocido en la comunidad sinaloense. Trae prisa por recuperar la baja presencia que ha tenido en la vida cotidiana de la entidad, aunque quien sabe si lo logre acumulando membretes.

Por su parte, Aarón Rivas se sintió fortalecido con el "aplausometro" con que lo recibieron en la reunión para renovar el comité municipal del PRI, los informados dicen que él lo preparó todo. Como sea, después de esa reunión del sábado pasado, Aarón arreció su actividad en pro de la candidatura, y hasta comida organizó con los representantes de los medios y posó con "taco gobernador", enviando por las redes el mensaje subliminal y sonrisas "gana votos", aunque dicen los informados que Aarón tiene sus lastres y un pasado que lo condena, que su productividad como senador es muy baja porque se lleva en los casinos, y que no le sirven sus "compañías" para recuperar confianza y credibilidad. ¿Será?

¿Y VIZUR? Esta claro que la candidatura del PRI a gobernador para Sinaloa pasará por el dedazo de Enrique Peña Nieto, ahorita parece que desde el centro del país a los pretensos les dicen que bajen o suban su actividad. Diva Gastélum y Daniel Amador hace unas semanas andaban acelerados, ya bajaron perfil, no se sabe si por indicaciones o por no quemarse, aunque se ve remoto que alguno de estos dos figure en la lista final de los candidatos a la gubernatura, porque ni Diva ni Daniel se ven entre los favoritos de Peña Nieto, con todo y que a Diva la puede favorecer el tema de género.

Punto aparte es el caso de Jesús Vizcarra, quien hoy "juró" que no va por la gubernatura, pero en la política, por lo regular, cuando dicen que no es que sí. "Hace como pato, camina como pato y dice que no es pato". Vizcarra regresó en octubre del 2013, dos años antes del proceso electivo, y ahora sale a relanzar su organismo de salud digna, que fue su plataforma de campaña en el 2010. Pero dice que "no quiere". Ah, pero aclara, tiene buena relación y es amigo personal de Enrique Peña Nieto y sigue siendo miembro de su "amado PRI". O sea que sí, pero no, ¿quién los entiende? Cierto que ha mantenido bajo perfil Vizcarra, pero trasciende que en su círculo cercano no descarta volver a ser "designado" candidato a gobernador y que se "sacrificaría" si el PRI y Peña Nieto, su amigo, se lo pidieran.

[email protected]