Opinión

En el Congreso Morena contra un diputado

Por  Fernando Zepeda

Otra vez el Congreso. Pareciera un cuento sin final, pero en el Congreso del Estado la improvisación, inexperiencia y falta de preparación de diputados es tema. Y ahora la intransigencia de Morena que en una “decisión colegiada” se dice, decidió retirar al diputado Fernando Mascareño, que dizque por no cumular con los principios que enarbola ese partido. Pero lo cierto es porque se negó a seguir “la línea” y voto en contra de los matrimonios igualitarios. Pero lo ridículo es que Morena en su “decisión colegiada” lo retira, cuando Mascareño ni siquiera es militante de ese partido. No está afiliado. Ahora sí realmente Morena fuera congruente, debería de actuar en contra de sus propios alcaldes. El de Mazatlán envuelto en escándalos de corrupción, nepotismo y valiéndole la manoseada austeridad. Tres banderas del líder y fundador de Morena, López Obrador. En Culiacán con Jesús Estrada Ferreiro, que además de inoperante, jamás ha ocultado estar en contra de los diputados de su partido, que por cierto ahora, al igual que el de Mazatlán, lo han citado a comparecer. El otro escándalo en el Congreso lo escenificaron la diputada del PES (aliado de Morena) contra el diputado Horacio Lora de Morena. Lo acusa de violentar sus derechos políticos como diputada. Entre los mismos de Morena se agarran de la greña y pareciera que el pleito es su razón de ser. En manos de esos está el Congreso y los principales municipios de Sinaloa.


Se atreverá el Congreso. No es casual que los alcaldes de Morena sean los peores evaluados en las encuestas que se realizan mes tras mes. Tampoco es casual que sus Administraciones estén en medio del escándalo, señalamientos de corrupción, de ineficiencia y sumidos en el desorden. El problema es en todo el país. Porque cientos de incapaces propuestos por Morena llegaron a las alcaldías. Pero nos interesa Sinaloa. De ahí que podría ser consecuencia de todo lo que está sucediendo con estos alcaldes la decisión de llamar a dos de ellos, el de Mazatlán y el de Culiacán, a comparecer ante el Congreso del Estado. Podría no ser casual que los diputados, tarde, sí, pero se han dado cuenta de que los alcaldes están incurriendo no solo en irregularidades, sino también en ilegalidades conscientes y con un solo fin: la transa. Aquí cabe la pregunta de si el Congreso del Estado se atreverá a sancionar, a someter al orden a esos alcaldes. Lo dudo.
Sinaloa avanza. La buena noticia vino por el lado de educación. Sinaloa rompió el techo de cristal con los programas de fortalecimiento educativo y le permitió alcanzar el segundo lugar a nivel nacional en la Prueba Planea. Pasó del lugar 26 al segundo sitio. Hay razones para que el secretario de Educación en Sinaloa, el mazatleco Juan Alfonso Mejía, se sienta satisfecho. Contento de saber que el esfuerzo que realiza de la mano de los maestros, padres de familia y alumnos está rindiendo frutos. Que la policía educativa, impulsada por el Gobernador Quirino Ordaz Coppel, se aplica y se alcanzan objetivos. No es poca cosa.


No lo paran. El saqueo de camarón actualmente en veda está imparable. El producto ha comenzado a alcanzar buenas tallas y en esa medida está convirtiéndose en objetivo de quienes participan en el furtivismo pesquero. El combate a la pesca furtiva es responsabilidad de Conapesca que, con apoyo de Marina, está obligada a hacer que se respete la ley.