Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

En emergencia económica

IDEAS PARA EL CAMBIO

La economía regional se enfrenta a una situación de verdadera emergencia. Urgen acciones para evitar una mayor caída en los sectores productivos. La magnitud del problema ya se mira en el horizonte. Habrá que encender todas las alarmas y actuar todos juntos.

En el ámbito nacional los pronósticos indican una fuerte recesión. Este año la economía mexicana crecerá por debajo del 2%, cuando la expectativa inicial era de 3.9%. El crecimiento será menor. Por eso, el deterioro de la economía regional demanda atención especial y urgente en corto plazo. Se requieren acciones para detener la fuerte caída que viene en la actividad productiva. Aquí habrá más problemas que en el resto del país. Algunas acciones pueden ser las siguientes.

1. Utilizar la capacidad de demanda del sector público para contrarrestar la caída en la economía regional. El gasto publico federal, estatal y municipal debe tener como prioridad generar compras a empresas locales que generen empleo. Habrá que garantizarles pronto pago y un esquema de preferencia en todas las adquisiciones.

2. Poner en marcha un plan emergente para la construcción de infraestructura pública. Se cuenta con una ley de participación público-privada que no ha sido aprovechada adecuadamente. Este instrumento tiene gran potencial para multiplicar la inversión sin impactar las finanzas gubernamentales.

3. El turismo es el único sector en crecimiento y hay que maximizar sus beneficios. Por un lado, habrá que diversificar la oferta turística y promover regiones distintas a Mazatlán. Existen varias alternativas. Por otro lado, el turismo necesita vincularse con el resto de sectores productivos locales. Es decir, convertirlos en proveedores de bienes y servicios que consume y utiliza la actividad turística.

4. Hay que iniciar un proceso de reindustrialización regional. Urge promover el retorno de agroindustrias y de empresas vinculadas con la producción del campo. Fábricas de harina, de bebidas, panificadoras, aceiteras, procesadoras de alimentos y de bienes para consumo, y múltiples industrias que utilizan materia prima local. En condiciones de crisis es hasta criminal enviar a otras regiones y países, productos primarios sin ningún grado de procesamiento.

5. Ya es tiempo de utilizar las potencialidades de la zona serrana. Más de la mitad del territorio no existe en términos productivos. Esa capacidad ociosa debe utilizarse, pero se requiere una estrategia deliberada para que industrias y empresas se instalen en la sierra.

6. La Bahía de Ohuira tiene condiciones especiales para crear ahí una zona franca o de libre comercio. Bajo este régimen, se pueden instalar almacenes para mercancías extranjeras en tránsito y que requieren de procesos industriales simples para llegar al mercado de consumo en otros países. Se generaría inversión, empleo y se aprovecharía de mejor manera una infraestructura portuaria ya existente.