Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Opinión

En la Semana Mayor

Por: Rolando Cordera

Entrados en la Semana Mayor, tendremos que ver qué es lo que los partidos piensan de nosotros. Si llegaron a la conclusión de que somos adultos, personas mayores, o párvulos irredentos a los que puede tratarse con placebos.

La situación del país debería requerir el mayor de los estudios y reclamos, en especial su situación o cuestión social, como los antiguos insistimos en llamarla. En principio, esta cuestión debería reclamar la atención de todos, pero no es así. 

Los partidos y sus dirigencias prefieren vivir en el mundo prometido hace décadas y nunca cumplido, de una economía dinámica y generosa, gracias a las virtudes del mercado libre y ampliado. Lo que no ocurrió.

No estaría mal si los mandarines del INE, en vez de andar persiguiendo infractores de sus ridículos reglamentos, se abocaran a cuidar los términos del intercambio y el debate. No creo que, por ejemplo, el inefable consejero Nacif, después de ajusticiar a Armando Ríos Píter, pudiera negarse, incluso en su pésimo español, a poner sobre la mesa de los debates tan delicadamente diseñados, la lacra de la desigualdad que atraviesa gobiernos y hasta regímenes.

Habrá que ver qué proponen especular sobre lo que se proponen los partidos. Acabaron con los independientes, y  no de la mejor manera. Pero el reclamo de un sistema político más abierto no ha terminado aquí. Lo que sigue en cuestión, es la capacidad representativa del sistema para que el Estado pueda presentarse como un Estado representativo y legítimo. 

No puede haber elecciones democráticas sin legitimidad del Estado, salvo que estemos dispuestos a admitir que vivimos en condiciones de excepción. El Gran Dilema llegó y nos inundó. O somos o no somos. No sólo humanos, sino mexicanos, ciudadanos de enésima generación. Ambiciosos personajes en busca de un lugar en el espacio,     que no puede ser sino el que nos abrió la Revolución Mexicana.

Como con gallardía nos los recordó Cuauhtémoc Cárdenas el pasado 18 de marzo.