Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

En la lona el PRD

GUASAVE

No es que no sepan de sus limitaciones; tampoco engreídos de lo que carecen o mitómanos creídos de los castillos de aire que sólo existen en su imaginación.

Hablamos de perredistas como Audómar Ahumada, Juan Figueroa, Fernando Durán, Noé Rodríguez o Florita Miranda y muchos más que quisieran entrar a la puja de su partido por la postulación a candidato a diputado federal.

Son militantes "de la izquierda" con los pies bien sentados en la tierra que conocen perfectamente de su irredituabilidad electoral y que por lo tanto en ninguno de los casos cabe la oportunidad de que el PRD ganara con alguno de ellos las elecciones que están por venir.

Sin embargo, asumiendo que ya no fueran de paleros con el PAN, es gente que está en el taste o al menos merodeando el "arrancadero", más con ánimo de negociar migajas o trivialidades políticas que con el convencimiento de derrotar en las urnas a sus eventuales rivales.

De los cinco mencionados se agregaría el nombre de Aurelia Leal, acaso la única que quizá eleve un poco las expectativas de votos para los amarillos por su presencia y activismo en los medios campesinos a través de su trabajo de gestora de proyectos productivos, pero claro, no al grado y en esto tenemos que ser francos, de representar un riesgo para los partidos del PRI y PAN entre los cuales se centrará la lucha real por la diputación.

Y no es que los aspirantes que se mencionan por ejemplo de los tricolores que es donde más abundan, sean una "lumbrera", mejores personas o mayormente preparadas, sino que los que a "vuelo de pájaro" se ven en el PRD, son de un perfil político, social y electoral muy por debajo de aquellos, y eso oígame, ya es decir algo.

Pero al margen en contra del PRD, siempre pensando que irá solo a la elección del 2015, obrará no sólo el peso de la estructura priista especialmente, sino igual el peso del dinero que dispondrían los contrarios para su campaña, algo que ningún perredista apuntado puede presumir.

Si la dirigencia del PRD tuviera la visión y la fuerza para operar la designación de su candidato en Guasave y no tuviera más que a los cinco citados en la presunta lista, el desahije de los pretensos lo debería hacer en un juicio sumario, sin mayores protocolos democráticos que ninguno amerita un proceso de tal tipo, bajo el siguiente orden.

Descartar primero a Audómar Ahumada, que nada en lo absoluto tendría que aportar si acaso lo eligieran; le seguiría por supuesto con Rodríguez Peñuelas, que no es para el caso, y finalmente excluir del posible catálogo para oxigenar el proceso de selección a Fernando Durán, que si en verdad quiere la candidatura sería una vacilada.

Luego de eso, si todavía tuviera que escoger entre Aurelia Leal López y Florita Miranda, para no terminar siendo risión de los guasavenses el día de las elecciones, me quedaría con la primera, que como decimos en los últimos años con su tareas de gestión ha ganado terreno político en el municipio.

Hablar de los demás perredistas como opciones no es echarse un volado, es perder lastimosamente el tiempo y por añadidura tirar al bote de la basura los recursos que el pueblo les da a través del rebautizado Instituto Nacional Electoral.

Y a propósito de "gansitos Marinela", por aquello del relleno y "el recueerdame", en las especulaciones que circulan sobre posibles prospectos del PRD a la diputación federal para el próximo año, por ningún lado se menciona a Raúl Inzunza, quien por cierto a lo mejor conserva algo de su capital político y podría ayudarlos.