Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

En reversa

Seguramente usted ya ha notado que Mazatlán está saturado de tráfico. Sus principales avenidas y calles dan muestras de ya no soportar más la carga vehicular. Lo más preocupante es que no se ven que posibles soluciones, como un mejor transporte, estén avanzando. Los ciudadanos parecemos estar muy a gusto con la comodidad – aunque incompleta – de movernos en nuestros autos. No son pocas las familias donde hay dos o más autos. Prácticamente uno para cada miembro.  Ni los “gasolinazos” parecen inhibir el uso del auto.
Por otro lado, no se ve que las autoridades tengan como prioridad el impulsar medidas alternativas al automóvil, como podría ser la bicicleta o transporte urbano de mejor calidad, más limpio, seguro y ordenado. Si esto no se da, será muy difícil empezar a cambiar los hábitos de los ciudadanos, que no ven en el transporte actual un servicio que satisfaga sus necesidades. En medio de este contexto, vemos que la Alianza de camiones se resiste a modernizarse, incluso, pese a fallos judiciales que los obligan a hacerlo. En todo esto, se ve una clara ausencia de un gobierno responsable. Por eso, parece que en vez de avanzar, vamos hacia atrás.