Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

En una bomba de tiempo

NUESTRA OPINIÓN GUAMÚCHIL

En los últimos 5 años el crecimiento económico de Salvador Alvarado y específicamente de la cabecera municipal, Guamúchil ha permitido darle otro rostro a la ciudad, el sector comercio que se vio fortalecido en el área restaurantera ahora parece proyectarse con mayor ímpetu el servicio, ambos proyectan el desarrollo del municipio.

Sin embargo detrás de esta expansión se encuentra la soltura en los permisos de construcción de negocios como gasolineras y tiendas de tiendas de autoservicios de, olvidando en el caso de las primeras que existen normas que regulan la distancia que debe de haber entre éstas y áreas públicas, de manera que las ubicadas por calle Agustina Ramírez, una por Nicolás Bravo y la otra por Jesús Rodríguez viola al tener a unos cuantos metros de distancia la construcción de los que será la remodelación del Centro de Salud, la cual tiene más de un año y medio que se encuentra en construcción, es entonces que ubicar gasolineras a metros de espacios públicos, puede representar un grave riesgo de siniestros, ahora imaginemos un centro de atención a la salud.

En un recorrido hecho por el personal de esta casa editorial por en los primero cuadros de la ciudad se detectó 10 instalaciones de expedición de gasolina, ahora bien en las dos rúas de entrada y salida a la ciudad por la zona sur tan sólo se detectó a 6 gasolineras en funciones y una más en construcción.

La pregunta es: ¿Quién regula y autoriza esta expansión de dispensarios?. Cuando Pemex en su página de internet indica que no debe de haber lugares de concentración masiva cerca de estas estaciones de servicio.

Es aquí donde tanto el Implan como Protección Civil deberán actuar de manera determinante en este tipo de permisos.