Opinión

Enorme escritor

HOY EN LA HISTORIA

Por  Marco Antonio Berrelleza

El novelista español Benito Pérez Galdós murió víctima de un ataque de uremia el 4 de enero de 1920. Con graves problemas de salud desde varios años atrás, en 1913 había quedado completamente ciego, situación que lo recluyó en su casa, alejándose de las tertulias a las que había sido tan aficionado antes de su enfermedad.

Nacido en Las Palmas, en las Islas Canarias, en enero de 1843, en el seno de una distinguida familia, tras realizar algunos estudios en su tierra natal marcha 20 años después a Madrid con el fin de estudiar la carrera de Leyes, ciudad en la que incursiona con pasión en la carrera literaria, sobre todo en el campo de la novela, que lo convierte en uno de los más importantes escritores españoles contemporáneos. Una de las mejores obras de Benito Pérez Galdós es El amigo Manso. Galdós siempre se mostró reacio a comunicar sobre su infancia. Cuando se le preguntaba sobre los días infantiles, respondía con la mirada perdida en la lejanía: ¡Bah, una infancia como tantas otras, de niño español de la clase media! La misma actitud asumía cuando se le preguntaba sobre su adolescencia.

Asimismo, en sus obras nunca menciona la bella tierra que lo vio nacer. El enorme escritor Clarín dice al respecto: De lo que no hay rastro en sus novelas es del sol de su patria; ni del sol, ni del suelo, ni de los horizontes.