Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Enramada

Se suman al descuento. Quienes también entraron a la reducción de salario fueron los regidores de oposición en el municipio de Salvador Alvarado. En su opinión dijeron que esta decisión se tomó desde la administración anterior, pero que en realidad no tienen algún inconveniente en  ganar menos, sin embargo, en lo que sí están de acuerdo es que estarán velando por que el recurso que se ahorrará la Comuna sea invertido en obras que sean de beneficio para los alvaradenses, y es que dicen requieren un municipio transparente y con rendición de cuentas; deberán empezar entre ellos mismos, de los regidores con el presidente y viceversa. ¿Será que en realidad no les afecta el ganar más poco a los regidores, o es que ya para estas alturas quienes salieron junto con Liliana Cárdenas los dejaron amolados por la iniciativa y ellos ni enterados?

Un hueso y sin esfuerzo. Una vez que se acaba una administración pública, rápidamente los funcionarios buscan un huesito más en dónde acomodarse. Tal es el caso del exdirector de Obras Públicas de Salvador Alvarado, César Sánchez Montoya, quien quedó en el mismo puesto en la administración que comienza Jesús Valdés, bajo el mando del gerente de Obras Jesús Higuera Laura. Claro es que en el nuevo gabinete del alcalde no importó el currículum de los funcionarios, pues en este caso cabe decir que nunca se le vio a Sánchez Montoya en las obras que estaban en construcción, ni siquiera estaba en el municipio la mayor parte del tiempo. De hecho era el subdirector, Carlos Alberto Inzunza, quien daba la cara por el departamento. Compromisos políticos tal vez fueron los que le dieron ese puesto en la capital del estado, sin embargo, no está de más que no se olvide lo incompetente que fue en una dirección homóloga pero naturalmente más pequeña.   

Todo transparente. Luego que se hablara que la Junta de Agua Potable y Alcantarillado de Angostura no era insuficiente económicamente, se hizo un análisis del número de morosidad que arrastra la Junta y se acordó que se ventilarán los nombres de los funcionarios que no han cumplido con el pago del servicio. El alcalde José Manuel “Chenel” Valenzuela acordó que se hará un padrón de deudores y con ello dejar muy en claro que se debe de trabajar con las cuentas claras y predicar con el ejemplo si se desea ser funcionario de bien.

A organizar la fiesta. Y hablando de Angostura, en donde ya se empiezan a poner las pilas es en ese municipio costero, y es que a unos dos meses que se lleve a cabo la fiesta más popular se nombró a Edel Domínguez Gutiérrez como el presidente del patronato, hasta aquí estamos bien; pues resulta que desde un día antes se tenía citado a la prensa para informar los detalles de la organización de la fiesta del Carnaval Angostura, pero una noche antes le avisaron al que sería el organizador principal que estaría al frente. Este sello característico del presidente municipal José Manuel Valenzuela parece que no ha cambiado, de tomar las decisiones de último momento, que no genera la organización estratégica.