Opinión

Enramada

Por  Enramada -

Sin contendiente. El viernes cerró el proceso de registro para contender a la presidencia de la Asociación Ganadera de Mocorito. El actual presidente Waldemar Angulo informó que solo hay un candidato que fue elegido por acuerdos entre las dos planillas, para formar al final solo una y decidir por unidad que sería el ganadero Juan Leonel Montoya Bojórquez, quien será sometido a votación en asamblea a realizarse el próximo 27 de enero. El reto de levantar al gremio ganadero es grande, tanto internas como externas, ya que por un lado las condiciones en que se encuentra la ganadera no son las mejores, dado que la veterinaria está cerrada y varias áreas del lugar están en abandono. Por otro lado, el riesgo de perder el estatus sanitario está latente y el nuevo líder deberá ser capaz de contribuir a que el gremio mocoritense mejore. Sin duda una ardua tarea le queda. Lo que sí se debería de establecer en los estatutos de la ganadera que quién no cumpla con mejorar las condiciones de la ganadera y que solo la tome como la caja chica del periodo por el que fue electo reciba una sanción fuerte para que el compromiso sea más real.

La visita. Con el anuncio de la visita al municipio de Mocorito del presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador, se vendrá a romper todo el esquema porque en la historia de Mocorito se ha tenido una visita del mandatario nacional y enmarcaría un parteaguas al desarrollo de este Pueblo Mágico. Por lo pronto el regidor por Morena, Claudio López Camacho, asegura que se debe de plantear que se contemple en la carretera Badiraguato-Parral Chihuahua a Pericos como parte del acceso de aquellos pueblos a Sinaloa, lo que pudiera venir a darle un impulso muy importante, casi por igual que tuvo hace más de 50 años la ciudad de Guamúchil, quien logró ser considerado el municipio de Salvador Alvarado.

En serio problema. La Junta Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Angostura está en una complicada situación, al arrastrar un déficit económico de 15 millones de pesos, por eso no avanza en la mejora de los servicios. El gerente de la paramunicipal, Ricardo Angulo, a la voz de ya tendrá que tomar acciones y formular un plan de austeridad para poder lidiar con el problema financiero o tocar todas las puertas que sean necesarias para que les hagan descuento o les condonen la deuda que tienen por los derechos del agua, incluso, Ricardo tendrá que negociar con los trabajadores del sindicato, quiénes son los que se llevan la mayor parte de la nómina de la Junta. Porque desde que llegó a la gerencia de este organismo supo que llegó a una Junta con serios problemas financieros y que tendría que venir a trabajar hombro a hombro y empezar a sumar esfuerzos tanto de apoyo del gobierno estatal, federal y municipal como del compromiso de los trabajadores sindicalizados.

Reestructuración. Ni el titular de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), Álvaro Ruelas Echave, tiene información de qué pasará con todos los programas de apoyo federal. Dijo que es imposible que el gobierno local pueda cubrir los desabastos como lo es el de los comedores comunitarios que son alrededor de cinco en el municipio de Salvador Alvarado, ya que los recursos son muy elevados y tendrán que ver qué viene a deparar este nuevo gobierno en el que tendrán que acoplar algunos programas y algunos hasta desaparecerlos, pero no tienen una visión clara de lo que vendrá, para ello deben de poner más comunicación para poder atender los desabastos a tiempo o bien que se busquen otras opciones no estar solo esperando que algo caiga.