Opinión

Enramada

Por  Enramada -

No ganan una. No cabe duda que los productores agrícolas no salen de una cuando entran a otra, pues además del bajo precio que recibirán por tonelada de maíz, que a final de cuentas fue de 4 mil 150 pesos por tonelada, ahora los industriales les quieren cobrar 150 pesos por almacenarles sus granos en las bodegas, situación que tiene a los agricultores demasiado molestos, además que, según dijo el presidente de la Junta Local de Sanidad Vegetal del Valle del Évora, Mario Urías Cuadras, llevará a muchos productores a caer en cartera vencida al no poder pagar los créditos que solicitaron para este ciclo agrícola. Por otra parte, los movimientos de productores para manifestar su inconformidad continuarán ahora debido a este motivo y para ello tomarán la caseta de cobro de Las Brisas, ubicada por la autopista Benito Juárez, a la altura de la sindicatura de Alhuey, Angostura.

¿Conveniencia? A raíz de que la Reforma Educativa fue aprobada en el 2012 durante el gobierno de Enrique Peña Nieto, la mayoría de los maestros la apoyaron a pesar de los cambios que implicaba, pero de igual manera aprobaron su modificación hecha durante el gobierno del actual presidente, Andrés Manuel López Obrador, motivo por el cual fueron fuertemente criticados. Esto da a pensar que se mueven por conveniencia y no por el interés hacia la educación.

Basura acumulada. Donde se está registrando un problema que puede resultar en afectaciones a la salud de las personas, es en la comunidad de San Antonio, Angostura, pues lo vecinos aseguran que hace más de un mes que el camión recolector de basura no pasa por el poblado, lo cual se puede constatar al observar la gran cantidad de cubetas, botes, costales y bolsas llenas de desechos que hay acumuladas afuera de las casas. Pero la problemática no termina ahí, pues hay que recordar que los basureros clandestinos en el municipio costero se estaban dando por doquier, situación que atacó la alcaldesa Aglaeé Montoya desde que tomó las riendas de la actual administración, pero en este caso, aunque la gente de San Antonio afirma que no quieren llegar al extremo de tirar la basura en los caminos, en cualquier momento podrían comenzar a hacerlo para evitar que los desechos sean esparcidos en la calle o les ocasionen una enfermedad.

La petición. El agua sucia que fluye frente a comercios en el primer cuadro del Centro y se estanca en diversos puntos entre las calles Mariano Escobedo y José María Morelos, es un problema de años, según aseguran los propietarios de los negocios afectados. Uno de los cuales es una taquería donde a unos metros está un charco de agua pestilente. En el recorrido al lugar se pudo observar que el agua podría estar fluyendo desde un restaurante que se localiza por la avenida Escobedo. La petición a las autoridades competentes que hacen los comerciantes es que ya se solucione este problema, tanto al departamento de Ecología, que coordina Karina Camacho, y la Dirección de Obras Públicas, a cargo de Hugo Alberto Soto Mata, ya que esto es un ejemplo de pésima imagen urbana y de afectación al entorno.