Opinión

ENRAMADA

Por  Enramada -

El gran reto. El objetivo se ve difícil mas no imposible de lograr, pues el recaudador de Rentas de Angostura, Óscar Castro Borja, se ha puesto como meta regularizar cerca de mil 500 motocicletas que transitan en el municipio sin placas ni algún tipo de documentación. Este tipo de vehículo se ha vuelvo muy popular en Angostura, pero la mayoría de los ciudadanos no ha tenido el cuidado de ponerlo en regla, pues les sale muy caro hacerlo, muchos se atreven a decir que casi es más barato sacar una moto de las casas comerciales que sacarle las placas y todo lo que se necesita para andar en regla. Para animarlos Óscar Castro les está ofreciendo un 50% de descuento en todos los trámites, ahora hay que esperar a que los usuarios de las motocicletas respondan. 

El trabajo en equipo. Luego que se dijera que la imagen del agente de la Policía Municipal se encuentra muy deteriorada, la alcaldesa de Angostura, Aglaeé Montoya Martínez, dijo que van a trabajar para mejorarla, primero siendo el policía quien se dé a respetar, manteniendo en buen uso sus facultades y atribuciones, con cero corrupción, y la otra le correspondería al municipio, aplicando acciones que permitan generar ambiente de trabajo enfocado a la capacitación, el liderazgo y la ética profesional, sin embargo, se le olvidó un punto muy importante, que es el salario. Si bien es cierto que la acción del agente es preventiva, la realidad es que cuando le plantearon a la alcaldesa los ciudadanos la idea de mejorar la imagen, le compartieron como ejemplo que solo se les ve al momento de cruzar los niños la calle a la hora de la salida de la escuela, de ahí que otro factor que se debe de decir es que tampoco prevalece mucho personal que pueda estar disponible en todas las áreas, y que dependerá en gran medida de la misma sociedad para que prevalezca el clima de seguridad.

¿Por los niños todo? Hoy, en el Día Mundial contra el Trabajo Infantil, el municipio que presenta más casos es Angostura, donde se ha detectado a niños y niñas trabajando en el campo con sus familias, así como en empaques, y el problema continúa. Además de que las autoridades reconozcan el problema, se requiere una estrategia para que ningún niño tenga como prioridad trabajar antes que estudiar y disfrutar su infancia. La frase de la alcaldesa Aglaeé Montoya Martínez de “por los niños lo doy todo” le está faltando algo más que una buena intención. Se requiere una alternativa de apoyo a los niños y niñas, así como un acercamiento con las familias, para que se atienda de fondo el tema.

¿Desinterés o falta de conocimiento? Con el lanzamiento del programa Observatorio Ciudadano ofrecido en las plataformas del Ayuntamiento de Salvador Alvarado, que dirige el alcalde Carlo Mario Ortiz Sánchez, se esperaba una mayor participación ciudadana, sin embargo, el mayor auge de indicaciones de acciones de gobierno que deberían hacerse fue el primer mes, y poco a poco fue bajando la intensidad. Aun cuando el titular de esta área, Wilber Aguilar, esperaba mayor participación, las 185 que se han recibido han sido resueltas de manera oportuna, sin embargo, es poco el interés de la gente de hacer uso del Observatorio Ciudadano.