Opinión

ENRAMADA

Por  Enramada -

Regañadito. El secretario del Ayuntamiento de Salvador Alvarado, César Fredy Montoya, salió regañado por tratar de conciliar la polémica que se generó entre el regidor Romeo Gelinec Galindo y la síndica procuradora Rosy Díaz, durante la sesión de Cabildo la mañana de ayer. La causa fue el tema de que a pesar de que la titular del Órgano Interno de Control, Enedina Montoya, presentara su renuncia, sigue cumpliendo las funciones como tal, y aún no se ha elegido al sustituto. En su intervención el secretario César Fredy Montoya se dirigió al regidor Romeo Gelinec Galindo para comentarle que los señalamientos a la compañera (Rosy Díaz) se los hiciera con calma, pero la respuesta fue directa al secretario: “Usted no me va a decir qué es lo que tengo que hacer ni cómo debo hacer los señalamientos, porque para eso es la reunión de Cabildo, esa no es su función, en todo caso, le compete al presidente municipal”. Y remató con la frase “Calladito se ve más bonito”, lo que suscitó la intervención del alcalde Carlo Mario Ortiz Sánchez para llamar a la conciliación. Y el secretario de la manera más prudente se limitó a no intervenir. Total, que el coraje se tuvo que bajar y se acordó en reunión en privado atender este tema, que ha sido muy espinoso para la Presidencia Municipal.

Una alternativa. La alcaldesa Aglaeé Montoya Martínez anunció en días pasados que se le aplicará una multa de 10 mil pesos a quien queme soca, pero Óscar Inzunza Inzunza, presidente del Módulo de Riego V-II, no está de acuerdo con esto, pues comenta que la solución al problema no está en la sanción económica, porque al final de cuentas no se podrá comprobar a ciencia cierta quién fue el responsable y sería injusto castigar a alguien que ni vela tuvo. Inzunza Inzunza dice que si realmente se quiere acabar con la quema de soca, la alcaldesa debería de gestionar algún tipo de apoyo para los agricultores, a todos aquellos que ya trillaron darles algunos mil pesos para el diesel de la maquinaria y que empiecen a trabajar la tierra mientras les pagan la cosecha. Ya si dándole el dinero el productor quema o le queman el predio, entonces sí actuar con firmeza y la sanción sería bien aplicada y sustentada.  

La negociación. Tranquila y sin mucho escándalo la líder sindical del Ayuntamiento de Salvador Alvarado, Yuriria Zepeda Corrales, ha sabido hacer cumplir su función y negociar muy bien con el alcalde Carlo Mario Ortiz Sánchez, primero con la negociación del Contrato Colectivo de Trabajo y ahora busca que le sindicalicen a los peones. Reconoció que este esfuerzo generaría menor afectación en las finanzas municipales y aprovechando la buena relación considera que esta petición pudiera caminar de manera favorable.

A la obra. Un gran equipo de trabajo se espera al coordinarse la Junta de Agua Potable y Alcantarillado de Salvador Alvarado y la Secretaría de Desarrollo Social. Luis Antonio Higuera López, director de la Sedesol, aseguró que están trabajando para dar inicio a la construcción de una línea múltiple de agua, donde se verán beneficiadas las comunidades Ciénega de Casal y El Mauto. Se esperan muy buenos resultados, para que los habitantes de estos lugares obtengan una buena calidad en agua potable.