Opinión

ENRAMADA

Por  Enramada -

¿Partido diferente? A diferencia de otros partidos, el Partido Sinaloense sí está trabajando, es lo que expusieron los líderes pasistas, Romeo Gelinec Galindo Inzunza e Iliana Karina Moraga Inzunza, durante el anuncio sobre las actividades a realizar con motivo del séptimo aniversario del partido. Insistieron en que el error que se sigue cometiendo con la ciudadanía es “no enseñarles a pescar”, ya que la política del dar ha traído consecuencias graves a la sociedad, por lo que se manifestaron como un partido diferente que busca mostrar a la gente la importancia de ganarse las cosas. Pero el PAS no es la excepción en el tema de la falta de formación de ciudadanos que caracteriza a los partidos políticos, porque a pesar de que las actividades de aprendizaje de oficios y de desarrollo personal que se promueven en el Comité Directivo Municipal congrega a las personas, no es la vía para la educación cívica y política, sino más bien de captación de más militantes.

Alarmante situación. Donde parece que las cosas están llegando a un límite es en el Cuerpo de Bomberos de Mocorito, pues además de la difícil situación económica por la que han venido atravesando, el comandante, Valentín Alapizco Arce, señala que la unidad que tenían en la subestación de Pericos se descompuso y para repararle se requieren entre 50 y 70 mil pesos, recursos con los que no cuentan, pero lo peor del caso no es eso, sino que están trabajando con una bombera prestada de Culiacán, pero en el momento que se las pidan la tendrán que regresar y enviar la que tienen en la cabecera a Pericos, motivo por el que la base del Pueblo Mágico tendría que cerrar sus puertas al no contar con una unidad en qué moverse a los servicios y solicitar el apoyo de Bomberos Guamúchil en caso de un incidente.

Unos sí y otros no. El Sector Salud a través de la Jurisdicción Sanitaria 03, que encabeza Luis Víctor Velazco Zayas, ha implementado diferentes trabajos de fumigación, abatización y descacharrización en la zona sur del municipio de Mocorito, esto luego de que se detectaran seis posibles casos de zika, dengue y chikungunya, de los cuales, al final solamente se confirmó uno en Caimanero. Cabe recordar que en la ciudad de Guamúchil se realizaron trabajos de descacharrización en algunas colonias hace un par de meses, pero al parecer hay sectores por lo que no pasaron a pesar del gran riesgo que hay debido a que son zonas donde comúnmente se registran encharcamientos y rápidamente se llenan de monte y maleza con la llegada de las lluvias, situación que están viviendo en algunas colonias de Guamúchil donde aseguran que tienen meses que no van ni siquiera a fumigar a pesar de la presencia de moscos.

No todo es lo que parece. Respecto al tema de las patrullas descompuestas en el municipio de Angostura, el cual creó cierta polémica, la alcaldesa Aglaeé Montoya Martínez aclaró que la situación no es tan alarmante pues ya se está atendiendo y son solamente dos unidades que pronto estarán en circulación nuevamente; lo que sí dijo que se requiere atender es el déficit de elementos policiacos, situación que se viene arrastrando desde hace años y no es propia solamente de Angostura, sino que está presente en todos los municipios de la entidad. Expresó que de nada sirve tener patrullas si no hay policías para que se muevan en ellas.