Opinión

ENRAMADA

Por  Enramada -

Dentro de lo malo, lo bueno. Lo que para todos es preocupante en el municipio, para Fernando Nájar López, gerente de la Junta Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Mocorito (JMAPAM), es felicidad pura. Gracias a las intensas lluvias que se han generado en las últimas horas el sistema de agua ha logrado eficientar su servicio, por el que el gerente se encuentra bastante contento. Sin embargo, las áreas de Protección Civil y Seguridad Pública no hallan la puerta con esta situación, que les ha causado muchos problemas de inundación y afectaciones en colonias y comunidades que se encuentran en la zona baja. Sin duda lo que para unos es una desgracia para otros es una bendición, la cual ya esperaban en el Pueblo Mágico para erradicar el estiaje tan severo por el que estaban pasando.

Con las mejores fuerzas. Pese a las recomendaciones médicas que ha atendido en los últimos meses la regidora por el PRI en Salvador Alvarado, Nora Sosa Valencia, debido a una alteración de la salud que ha venido sufriendo, se encuentra atendiendo todas las sesiones de Cabildo y de concertación. Entre los pasillos se ha rumorado que sus comentarios son que atenderá su responsabilidad y no abandonará su labor como regidora, por el compromiso hecho, y no será hasta que médicamente no pueda atender, cuando ceda su silla en Cabildo a su suplente, María del Rosario Ceyca Zavala, quien actualmente se desempeña como subdirectora de la Sedesol en el Ayuntamiento de Salvador Alvarado.

El reacomodo. Con la recién llegada de la titular del Órgano Interno de Control en el Ayuntamiento de Salvador Alvarado, Isela Angulo Payán, y su asignación de un escritorio fuera y lejos de la oficina en la que atendía la ahora síndica procuradora con licencia, Rosy Díaz, empezó a correr el rumor que su inconformidad por la designación de la ex tesorera municipal en la administración de Liliana Cárdenas era tanta, que hasta le asignaron en la oficina de la Sedesol un escritorio. Incluso se llegó a especular que otra de las situaciones por las que consideró abandonar su espacio por tres meses fue que su molestia era tan grande que prefería ausentarse, y también se hablaba de cuestiones de salud. Pero fue precisamente Isela Angulo Payán quien declaró que su asignación fuera de la oficina de la síndica procuradora era que se encontraba en remodelación y que se estaba trabajando para mejorar los espacios en cubículos, sin embargo, hay un gran “pero”, y es que apenas se tiene que autorizar el proyecto y el recurso para iniciar con estos trabajos. 

Basta de silencios. La directora de la escuela primaria Samuel M. Gil se paró en los dedos gordos, y es que dijo que ya basta de promesas que solo los alegraban pero que no llegaban a concretarse de manera tangible. Al inicio del ciclo escolar pasado dijo que recibió la visita del secretario de Educación Pública y Cultura cuando recién fue designado, y estableció el compromiso de apoyo, pero que nomás quedaron en palabras, porque nada se concretó, ni siquiera la visita del Isife, menos que les aterricen recursos, y ahora con la primera buena lluvia las goteras inundan las aulas y el arranque del ciclo escolar se encuentra ya a la vuelta de la esquina.