Opinión

ENRAMADA

Por  Enramada -

A cuentas claras. Desde hace días el presidente del Comité Municipal Campesino número 13 en Mocorito, José Alfonso “El Güerito” Acedo Sánchez, ha venido solicitando al Gobierno Municipal que encabeza Guillermo Galindo Castro la transparencia en el recurso captado por el impuesto predial rústico. Y pone el ejemplo que se ha venido realizando en Angostura, en donde se sabe cuánto es lo que se capta del IPR en el año y en qué obras se destinan. Fue muy claro “El Güerito” Acedo al asegurar que no quieren moches en este recurso y lo único que desean es que las obras que se vayan a hacer, sean para generar condiciones de mejoras, porque si hay algo es que por más que se quiere que muestren claridad, nomás le dan largas al asunto.

La petición. A unas semanas de vencerse el plazo del pago de aguinaldo a los trabajadores, la Junta de Agua Potable y Alcantarillado de Salvador Alvarado no cuenta con el recurso suficiente para cubrir los cerca de 4 millones de pesos que se destinarán a los 149 trabajadores, por lo que por primera vez en varios años el Gobierno Municipal se ha visto en la necesidad de solicitar el apoyo al Gobierno del Estado. El alcalde Carlo Mario Ortiz Sánchez solicitó directamente al gobernador el apoyo, porque dijo que no se logró el ahorro suficiente ante el aumento en los costos de los insumos y gastos de la Junta de Agua, por lo que esto es una muestra que las finanzas de la Japasa no parecen equilibrarse por más acciones que se realicen para tratar de obtener mayores ingresos, pero el alcalde es optimista y confía en su poder de gestión con el gobernador y se mostró con la seguridad de obtener una respuesta positiva.

Escuetos. Los últimos eventos realizados por la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) se han visto con poca gente, lo que representa poco interés de parte de los comerciantes por acudir a este tipo de actividades que organiza la representante de la Cámara, Elena Beltrán. Sin duda algo falla al momento de convocar, pudiera ser la poca información que se brinda para acudir a este tipo de eventos, ¿o será acaso que solo invitan a ciertos empresarios afines a las ideologías de los liderazgos?, incluso pudiera ser el nulo interés de los comerciantes por recibir los beneficios. Pueden ser mil cosas, pero lo que sí es seguro es que como nunca se ha dejado tan sola a la Canaco en sus eventos.

Un serio problema. En Angostura la alcaldesa Aglaeé Montoya Martínez está sentada en un barril de pólvora, el cual, Dios no lo quiera, pronto podría estallar, dado a que ninguno de los tres grupos (el de Sidronio, el de los Mayos y ahora Cruz Blanca) quiere dar su brazo a torcer, al contrario, le exigen que mueva sus influencias y haga todas las gestiones necesarias para que por la vía legal se resuelvan las cosas, acción que seguro tardaría mucho tiempo en realizarse. En una reunión Montoya Martínez apeló a la buena consciencia de Rogelio Camargo, Alejandro Rivera y José Ángel Castro Rojo para buscar una forma de negociación al interior y evitar toda confrontación mientras se da la resolución final, pero estos hombres la desilusionaron, debido a que no están actuando así, pues quieren entrar a trabajar las tierras para sembrarlas a la brevedad posible, aun sabiendo que esto puede desatar un enfrentamiento violento. Además le exigen que les ponga mucha seguridad en los predios para que ellos inicien los trabajos sin problemas, porque al final de cuentas ella es la responsable de mantener la paz y tranquilidad en el municipio.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo