Opinión

Enramada

Por  Enramada -

Sin estructurar. La defensa del consumidor en los municipios de la región del Évora es una promesa en el discurso del coordinador estatal de la Procuraduría Federal del Consumidor, Miguel Ángel Murillo. En primera porque no hay una estructura para el seguimiento a las denuncias y para mantener una supervisión en comercios y servicios, y en segunda porque son cientos de establecimientos en los tres municipios que integran la región, que resulta una labor titánica para el escaso personal con que cuenta la dependencia en el estado. Lo que sí es que no queda claro cómo se van a sancionar los abusos al consumidor y cómo se le va a proteger. Solo basta ver en redes sociales los reclamos a la Profeco y la gran cantidad de quejas de los ciudadanos que no encuentran eco en ninguna autoridad, porque “simplemente no los multan”, señalan algunos de los comentarios. He ahí la contradicción.

La justificación. Ante la queja por la falta de servicio de agua de parte de algunos ciudadanos de la sindicatura de Pericos, el gerente de la Junta Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Mocorito, (Jmapam), Héctor Prado, dijo que pudiera ser por falta de información de parte de los habitantes del pueblo, pero para que ya no digan nada más dijo que ya se está trabajando en mejorarles el servicio, y para que les quede claro, luego, luego los señaló de ser quienes están más atrasados con sus pagos en el servicio ante la Junta. Y todavía dice que los usuarios exigen buen servicio pero no pagan, sin embargo él y sus jefes deben cumplir, de lo cual han solucionado sus problemas en tiempo y forma para ofrecerles la calidad que mejore en los ciudadanos y dice todavía: “Imagínense si nos esperamos a solucionar los detalles hasta que paguen ellos, nos tardaríamos más”. Lo que sí se le olvidó al funcionario o por lo menos debe tener mínimo conocimiento que la Organización de las Naciones Unidas declararon que el acceso a agua potable como un derecho humano fundamental y su deber como responsable de la Jmapam es entregar agua y punto, el asunto del pago es el trabajo al que se debe su gestión como buen líder, no cuestionar si les dan el servicio o no a tiempo.

Sin respuesta. Pese a la contingencia que se está viviendo en el municipio de Guamúchil a causa del Covid-19, el alcalde Carlo Mario Ortiz Sánchez se encuentra preocupado por la falta de prevención y concientización que está tomando la ciudadanía haciendo caso omiso a todas las alertas que se les hace llegar para que cuiden su salud, pero como la mayoría de los ciudadanos creen que es una falsa enfermedad no están realizando las prevenciones adecuadas, aunado a esto el presidente Ortiz Sánchez se dio a la tarea de cooperar internamente con el sector salud, por lo que puso el claro ejemplo a los ciudadanos con las prevenciones a tomar para cuidar de la salud.

La búsqueda de solución. Ante la incertidumbre que genera la propagación del virus del Covid19 en el mundo, los empresarios locales han buscado formas para mejorar y que el golpe financiero no les dé tan fuerte que los deje en la loca, es por ello que ante la medida preventiva ofrecida por los gobiernos es que se ha generado un incremento considerable de solicitudes de crédito que han llegado al área de Promoción Económica en el gobierno de Salvador Alvarado. Christian Zavala, titular del área Económica en el municipio, dijo que ha sido demasiado el interés por ser parte de estos proyectos.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo