Opinión

ENRAMADA

Por  Enramada -

Dos días de inconformidades. Durante dos días consecutivos elementos de la Dirección de Seguridad Pública y Tránsito Municipal (DSPyTM) de Salvador Alvarado estuvieron manifestándose debido a situaciones derivadas de decisiones, según dijeron, del director Gerardo Cervantes Mendoza, pues ante la contingencia sanitaria se les pidió trabajar a los tránsitos en coordinación con los policías, para lo cual les indicaron que tenían que recorrer las calles en la misma unidad, a lo que los elementos de Tránsito se negaron rotundamente, pero tras un diálogo con el alcalde Carlo Mario Ortiz Sánchez la tarde-noche del jueves llegaron al acuerdo de trabajar coordinados, pero cada grupo de elementos en sus respectivas unidades; por otro lado, la tarde del viernes fue un grupo de policías municipales que se manifestó en la explanada de la Presidencia exigiendo la presencia del alcalde y la destitución del director de Seguridad Pública, pues no les pareció que supuestamente hubiera removido al coordinador operativo, y la inconformidad creció, ya que el alcalde no acudió esa ocasión para atenderlos como lo había hecho un día antes. El presidente municipal tendrá que buscar la manera de solucionar la situación para que los elementos trabajen bajo un clima de calma, más ante la situación que se vive por la emergencia sanitaria.

No hay indicación. Hace una semana se dio a conocer que algunos de los principales restaurantes de la ciudad se encontraban en una difícil situación debido a las bajas ventas ocasionadas por la contingencia derivada del Covid-19, pues en algunos casos había hasta un 80 por ciento menos ventas de lo normal. A estas alturas, que se ha emitido una emergencia sanitaria en el país, muchos establecimientos han tenido que cerrar sus puertas, pues no es redituable continuar laborando si ni siquiera sacan sus gastos, aunque los negocios de comida sean catalogados como de primera necesidad y, de acuerdo con el alcalde alvaradense, Carlo Mario Ortiz Sánchez, no hay una fecha para que cierren sus puertas. Hasta ahora el comercio local permanece en medio de la incertidumbre y algunos toman la decisión de cerrar por la contingencia, pero en algunos casos podrían llegar a cerrar permanentemente, porque no podrían costear la operatividad de los mismos.

Sobre aviso no hay engaño. La alcaldesa de Angostura, Aglaeé Montoya Martínez, no solo ve por su pueblo, sino también por el personal del Ayuntamiento, al advertir a la población que por la seguridad de los trabajadores del área de Aseo y Limpia no se recogerán las bolsas de basura que no estén debidamente cerradas y expongan sus contenidos al contacto de los trabajadores, con el llamado a ser responsables y por la seguridad de todos. Sin duda el trabajo de conscientización con la gente es de las labores más difíciles, pero también el director de Obras Públicas, César Zavala, deberá hacer su parte y mostrar el mismo compromiso que está manifestando la presidenta municipal.

A la orden. Y en la misma línea, la presidenta de Angostura, Aglaeé Montoya Martínez, al parecer no se mueve sin autorización, y hasta que no le dieron la orden de cerrar playas no hizo algún movimiento. El problema es que como no se decidía a negar el acceso a estos lugares mientras que en otros sitios se implementaban medidas a nivel local, algunas personas tomaron la decisión de acampar en las playas e intentar disfrutar de estos días, pero no contaban con que la máxima mandataria del municipio costero iba a mandar a elementos policiacos para que los desalojaran y los enviaran a sus casas, para mantener los números de infectados por coronavirus en ceros.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo