Opinión

Enramada

Por  Enramada -

Los cambios. Se avecinan los cambios de dirigencia en el Sindicato de Trabajadores al Servicio del Ayuntamiento de Salvador Alvarado y más luego que tarde han surgido algunos aspirantes para liderar el nuevo periodo. Por lo pronto se dice que será el 12 de julio que dé por concluido el mandato la actual Secretaria General Yuriria Zepeda Corrales, pero ante las complicaciones de salud que se comenta que está enfrentando, esto podría repercutir en que se retrase la convocatoria. Pero mientras sean peras o manzanas ya se encuentran organizando los trabajadores para conformar una planilla que encabezará Julio César Gaxiola López que de no surgir nadie más con esta inquietud pudiera ser única e irse en unidad. Ya entrando en el tema de los cambios, la nueva mesa directiva heredará a los pendientes que la líder no logró sacar adelante como el ajuste de los tiempos de dirigencia del sindicato con el periodo de mandato de la administración municipal. Por lo que se espera que con el cambio de dirigencia se note una diferencia de liderazgo que sea para bien de los representados y no todo se quede en negociaciones sin concretar.

Con resultados. Después de tanto tiempo de que los vecinos de la colonia 5 de febrero estuvieron reportando a la Junta Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Salvador Alvarado, (Japasa), sufrir por los malos olores de agua negras, el gerente Manuel Beltrán Urías se dio un tiempo de su ocupada agenda para atender el llamado que desesperadamente le hacían en esta colonia de Guamúchil. Como dice el dicho, al sordo hay que gritarle y Beltrán Urías tenía los oídos bastante tapados porque durante un largo periodo no atendió está necesidad que se pudo haber convertido en un problema de salud muy grave.

¡Ya estás suscrito a las alertas de noticias!

Ahora puedes configurar las notificaciones desde la campana

La preparación. En la sindicatura de Surutato ya se encuentran realizando trabajos de reparación y de medidas preventivas debido a que la dirección de Turismo que dirige Luz Verónica Avilés Rochín. Se espera que en el periodo de verano en el que la mayoría de las personas tomas unos días de descanso optan por salir a disfrutar de su estancia en la zona serrana dijo que los empresarios y dueños de las cabañas han cumplido con todo lo establecido por la Secretaría de Salud, sin embargo los mismos ciudadanos han buscado en optimizar la seguridad y la salud de la gente de los pueblos, por lo que se mantendrá de manera constante el filtro a la entrada del pueblo.

La inconformidad. El que anda muy enojado y molesto con el presidente municipal de Mocorito, Guillermo Galindo Castro, es el síndico de Pericos, Jesús Enrique Navarro primero porque el munícipe realizó un recorrido por este lugar para inspeccionar y entregar una mejora al sistemade agua potable y simplemente nomas no invitó a la máxima autoridad del lugar, fue tanta su molestia y es que incluso empezó a sacarle los trapitos al sol, como la falta de atención a todo el personal de la sindicatura. Ante la contingencia del COVID-19 aseguró Jesús Enrique que le había hecho la petición de material de protección y nomas no llegó nada de equipo, por lo que se tuvo que desembolsar, sintiéndose desamparados de su jefe inmediato, Galindo Castro, brilló por su ausencia y se hizo el disimulado dejándolos a su suerte. El síndico dijo que en la mayoría de las cosas que necesitan deben rascarse con sus propias uñas.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo