Opinión

ENRAMADA

Por  Enramada -

Los contagios. En el Ayuntamiento de Salvador Alvarado se han registrado algunos regidores contagiados por COVID-19, primero el regidor Romeo Gelinec Galindo Inzunza, luego Víctor Manuel López Miramontes, y el pasado martes se anunció en redes sociales que el alcalde Carlo Mario Ortiz Sánchez tenía síntomas y es hasta ayer que se dio el resultado de positivo. Ante esta situación y por prevención médica se hospitalizó en la ciudad de Culiacán con la intención de estar monitoreado. Sin embargo, asegura sentirse fuerte y en condiciones de estar al pendiente de algunos asuntos. Mientras tanto, y con el respaldo de César Fredy Montoya Sánchez, secretario del Ayuntamiento, se dijo que todo el cuerpo de funcionarios está atendiendo con mucha responsabilidad sus funciones y el alcalde por vía telefónica está al tanto del quehacer diario en la Presidencia, lo que le ha permitido llevar de manera controlada su situación actual, como sus labores.

¿El ausente? Las autoridades de Angostura siguen firmes en el combate a las quemas tanto de soca como de basura, debido a la problemática recurrente y muy difícil de erradicar, por lo que el día de ayer se realizó una transmisión en vivo para informar a la ciudadanía sobre las reformas a leyes en materia ecológica y las facultades que tendrá la nueva Policía Ambiental de Angostura. En la transmisión estuvieron presentes el secretario del Ayuntamiento y el juez de Barandilla, pero llama la atención que el ausente en el importante comunicado informativo fue el director de Ecología, Abelino Angulo. Se desconocen los motivos por los que no hizo presencia, ya que es un tema de su área, pero hay un tema pendiente y de su importancia que se deberá de revisar en el reglamento de Ecología Municipal, ya que de acuerdo a la información recabada, no se precisan las cantidades de las multas que se deben de aplicar, y esto indica la falta de actualización del reglamento, por lo que habrá que ponerse las pilas para avanzarle en ese tema y estar a la par con los esfuerzos que realizan otros directivos.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

La reprobación. Reprobó la cuenta pública Mocorito, al parecer se encontraron irregularidades en algunos temas del Pueblo Mágico. Tal parece que el Congreso local aprobó el dictamen de la Auditoría Superior del Estado (ASE) que rechaza la cuenta pública del ejercicio del 2018, esto por una serie de irregularidades. 
La cosa se está poniendo color de hormiga en el municipio serrano, ya que en la auditoría realizada se obtuvieron 184 resultados, de los cuales 81 quedaron sin observación, 16 con observación solventada y 87 con observación, y de estas últimas se hicieron dos recomendaciones, una solicitud de aclaración, una promoción del ejercicio de la facultad de comprobación fiscal, 84 promociones de responsabilidad administrativa y, lo más imponente, 19 pliegos de observaciones por 3 millones 949 mil 386 pesos con 30 centavos, pero como bien dice el dicho, “dime de qué presumes y te diré de qué careces”, y aquí se pudo comprobar que la administración de Guillermo Galindo Castro no es tan clara y transparente como presume ser.

Prevalece la prevención. En donde prevalecieron la seguridad y la salud de los usuarios fue en el Módulo de Riego 74-2, que preside Samuel López Angulo, y es que se determinó mantenerse en calma y a la espera que la situación con la pandemia que genera el COVID-19 se calme un poco para poder llevar a cabo un proceso democrático más seguro. Si bien es cierto que los aspirantes a la dirigenci a esperaban ya en estas fechas estar al mando del organismo agrícola, las condiciones generales de salud se mantienen en calma y a la espera de una determinación general de salud, por lo pronto se mantiene Samuel López dirigiendo los caminos y menesteres del agro en Salvador Alvarado. 

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo