Opinión

ENRAMADA

Por  Enramada -

Alternativa. Cuando el río suena es que piedras arrastra, dice un viejo y conocido refrán que posiblemente se aplique en el Pueblo Mágico de Mocorito en los próximos días, o tal vez no se dé tal situación, dependiendo de lo que ordenen los altos mandos. Resulta que por muchos es sabido que Jaime Enrique Angulo, el extesorero del Ayuntamiento, ya se anda moviendo y haciendo campaña anticipada visitando poblados y teniendo acercamiento con la ciudadanía con el afán de sumar adeptos y ganar la alcaldía para el PAS en el 2021 y sus aspiraciones son válidas, claro, no se descarta que el Partido Sinaloense tenga un plan B en caso de que los números no se le acomoden a Jaime y entonces supuestamente entraría al relevo Alfredo “Alfredín” Castro, se dice esto por la división que está fracturando al interior del Comité Municipal del PRI y tomando en cuenta que Óscar Camacho Rodríguez ha regresado con fuerza y trabajado en todas las comunidades y volver a ser el candidato del tricolor y de una buena vez sacarse la espinita. Habrá que esperar los tiempos para saber a ciencia cierta cómo se mueve el ajedrez político y quiénes serán los elegidos. 

Muy confiaditos. La militancia panista de Salvador Alvarado ha mantenido bajo perfil en sus aspiraciones a la presidencia municipal, tanto que hasta el momento están muy tranquilos y “nadie ha alzado la mano” para contender por la alcaldía, mucho menos como lo hacen los aspirantes de los demás partidos de andar haciendo entrega de cubrebocas y sanitizantes. Ni siquiera uno de los políticos que se ha distinguido por sus abiertas intenciones a liderar los rumbos de Salvador Alvarado, el regidor panista Gilberto Lugo, se ha hecho notar para ser el candidato fuerte del comité directivo municipal. Por la parte de la dirigencia, la actual líder tampoco muestra intenciones, pero todo puede suceder en cualquier momento en los tres meses que restan para la publicación de la convocatoria electoral y seguramente habrá sorpresas en este partido con los destapes. 

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

La misma historia. En Mocorito las cosas avanzan lentas, y más cuando se trata de hablar de muertos, desde el primer periodo de Guillermo Galindo Castro al frente de la administración con el recién removido de su puesto como secretario del Ayuntamiento, Noé Conteras Avendaño, se habló de la extensión del Panteón Municipal Reforma, desde entonces se extendió a ya mañana, luego que se autorice la compra del terreno, hasta que haya presupuesto, se fue Noé y este tema pareciera que lo ha retomado el actual secretario del Ayuntamiento, Julio Medardo Serrano Soto, quien confirmó que el proyecto de ampliación de la barda perimetral se encuentra detenida, pero ahora porque el director de Obras Públicas, Fernando Nájar López, se encuentra infectado por COVID-19. Será acaso que se deberá esperar menos hasta que se recupere y quede resuelto este tema. 

La tradición. No hay duda que cuando se quiere se puede, pues así anda la directora del Instituto Municipal de Cultura de Salvador Alvarado, Oralia Castro López, con el propósito de seguir con las tradiciones que se tiene de cada año con el tema del festival del Día de Muertos, que desde su llegada se instaló esta celebración que marcó a los alvaradenses. Pese a que se canceló este importante evento por justas razones a consecuencia del coronavirus, la directora no lo quiso dejar en blanco, que está trabajando en un altar para que la ciudadanía lo pueda disfrutar, que de alguna manera representará una tradición en el mundo y aunque aún no se definen las medidas ni las condiciones para observar este trabajo, ya se encuentra realizando el proyecto para que no se pierda esta tradición. 

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo