Opinión

Enramada

Por  Enramada -

El ajuste. La presidenta municipal de Angostura, Aglaeé Montoya Martínez, ya se prepara para los grandes retos que le depara el 2021. Reconoce que no solo será un año complicado en el tema financiero, sino porque será un año electoral y las decisiones que se tomen en su administración afectarán en cierta medida en la respuesta del electorado. Esas decisiones serán determinantes para un buen cierre de la administración y serán dolorosas porque afectarán directamente al bolsillo de las familias de los empleados del Ayuntamiento que serán despedidos. Situación que en tiempos electorales a muchos políticos no les agrada tomar esta decisión, sin embargo, los poco más de 6 millones que se gastan en la nómina la obliga a meter la guillotina, que no solo serán recortes de personal, sino habrá de “descansar” direcciones no prioritarias.

En las mismas. Así es como sigue la Dirección de Protección Civil del municipio de Salvador Alvarado, que dirige Luis Alberto Gastélum Camacho, ante el nulo caso que ejercen los diversos comercios que han dejado por un lado las actividades de seguridad ante esta pandemia por falta de interés, y pues por más que esta dependencia realiza recorridos en forma de conscientizar, no obtienen buenos resultados, y no es para menos, pues desde un principio que se empezó a notar que están bajando la guardia debieron ponerse fuertes y aplicar mano dura, para que entre el dicho de que el miedo no anda en burro, pues solamente se les llama la atención, que poco ha hecho que los encargados lo tomen en consideración. Sin duda alguna es evidente cómo algunos comercios ya ni se preocupan por brindar las medidas de seguridad necesarias, por lo que ahí el papel es fundamental para la Dirección de Protección Civil al aplicar sanciones para que éstos puedan empezar a retomar los cuidados como prevención.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

La falla. La ausencia de personal y alumnos en las escuelas ha provocado tentación en los amantes de lo ajeno, y ayer se registró un robo en la escuela secundaria Técnica número 33, la cual se ubica en la colonia Militar. Un par de artículos fueron los que se llevaron y forzaron la puerta de la bodega en donde estaban guardados, pero aun con este tipo de hechos la Secretaría de Educación Pública y Cultura no ha destinado un recurso para la vigilancia de los planteles, al parecer les sale más barato que se roben las cosas y reponerlas, que pagarle a alguien que cuide de éstas por las noches. Posiblemente es un tema que deba tratar el titular de la Sepyc, Juan Alfonso Mejía López, con el gobernador del estado de Sinaloa, Quirino Ordaz Coppel.

Los aprovechados. En Angostura aprovecharon que había un incentivo para los agentes de Tránsito para adelantar el festejo, situación que no desagradó a los homenajeados, quienes estaban acostumbrados a este festejo en diciembre, y se dijeron contentos que las autoridades municipales que encabeza Aglaeé Montoya Martínez los motiven con estas acciones debido a los trabajos realizados en épocas de pandemia.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo