Opinión

ENRAMADA

Por  Enramada -

Sin avanzar el proyecto. Mientras que el año pasado se dijo por el entonces regidor del Ayuntamiento de Mocorito, Julio Medardo Serrano, que la reubicación del Rastro Municipal se retomaría cuando pasara la pandemia por COVID-19, pues antes de esto se había hablado del tema debido a que esta área pasaría a ser un punto turístico y daría un mal aspecto a los visitantes, pero así como se dijo que la prioridad era el tema de salud, el tema turístico avanza con el edificio del Museo de Los Tigres del Norte y el edificio del Rastro continúa en pésimas condiciones, dando mal aspecto y, para rematar, con la construcción a un costado de unas oficinas donde se alojará el Banco del Bienestar en el Pueblo Mágico.

Necesidades que apremian. Quien sacó a relucir las necesidades durante la visita del candidato a gobernador, Mario Zamora, en el puerto La Reforma, Angostura, fue el presidente de la Federación del Centro de Pescadores, Cuauhtémoc Castro Real, quien ni tardo ni perezoso expresó que, como ya se sabe y muchos lo han dicho, el programa de los motores marinos les hace mucha falta, pues era un gran apoyo para los pescadores, además de un Hospital Integral con todas las especialidades que se requieran, pues se trata de un viejo anhelo para el que ya se tiene el terreno y desde hace tiempo nada más no ven para cuándo se pueda cristalizar.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Preocupados. Por las nubes, es como dice el presidente de la Asociación Ganadera Local de Salvador Alvarado, Salvador Alonso González Sánchez, que anda el precio de la pastura para alimentar a los animales, lo que los pone cada vez más en una situación crítica que los envuelve en una gran preocupación, pues no solamente tienen que aguantar la problemática de la falta del alimento derivado de la escasez de lluvia, sino que ahora, con el alto costo de las pacas, que a decir del líder ganadero han incrementado en alrededor de un 50 por ciento, toda la situación les ha pegado muy duro y los ganaderos han tenido que vender unos animales para poder alimentar a los demás. Los ganaderos no salen de una para entrar en otra, y eso que todavía no llega lo peor de la sequía este año.

El riesgo. Pero en el sector primario no solamente la ganadería se encuentra atravesando un mal momento, sino que en la agricultura también existe preocupación debido al tema del agua, y es que en el caso de los cultivos establecidos de maíz y sorgo no se están atendiendo oportunamente, pues no hay agua para el cuarto riego, por lo que a decir del presidente de la Junta Local de Sanidad Vegetal del Valle del Évora (JLSVVE), Carlos Beltrán Astorga, las pérdidas en la producción serían entre un 30 a un 40 por ciento; pero la situación no para ahí, ya que los productores, a quienes están presionando, es a los dirigentes de los módulos de riego para que les proporcionen el agua a tiempo.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo